Archivo de la etiqueta: ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!

Lucas 12,49-53 – Cómo desearía que ya estuviera ardiendo

Cómo desearía que ya estuviera ardiendo

El Evangelio de Lucas 12,49-53 es posiblemente uno de los eufóricos y emotivos de Jesús, en que nos expresa con toda la energía posible, su gran deseo que recibamos el fuego que Él ha venido a transmitirnos y lo hagamos nuestro, transmitiéndolo a los demás y convirtiendo este mundo en una gran hoguera. ¡Cómo desearía que ya estuviera ardiendo !

 

(113) vistas

Lucas 12,49-53 – he venido a traer la división

¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división.

Texto del evangelio Lc 12,49-53 – he venido a traer la división

49. Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!
50. Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente!
51. ¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división.
52. De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres:
53. el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra».

Reflexión: Lc 12,49-53

lucas-12-51
Lucas 12,49-53 he venido a traer la división

Creemos que, efectivamente, a veces se hace un poco difícil entender los evangelios. Sin embargo pensamos que esta dificultad se da sobre todo entre los más acomodados, los más ricos, los más poderosos o los más destacados a nivel intelectual.

Quiere decir que nos es tan difícil para la gente del pueblo, la gente humilde y modesta. ¿Por qué? Porque ellos están más habituados a la fe cotidiana, llena de pequeños gestos, en los que se advierte con nitidez la presencia del Señor.

Para nosotros los citadinos “cultos”, por ejemplo, el “agua bendita” tienen poco o ningún valor. Nos parece algo folklórico o anecdótico que el “pueblo” se agolpe para recibir unas cuantas gotas de agua Bendita. Nuestro Dios es más sofisticado…

¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división.

Seguir leyendo Lucas 12,49-53 – he venido a traer la división

(203) vistas

Lucas 12,49-53 – he venido a traer fuego

Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!

Texto del evangelio Lc 12,49-53 – he venido a traer fuego

49. Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!
50. Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente!
51. ¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división.
52. De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres:
53. el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra».

Reflexión: Lc 12,49-53

lucas-12-49
Lucas 12,49-53 he venido a traer fuego

¿Qué clase de Misión ha venido a cumplir Cristo entre nosotros? Sus palabras son como para erizar a cualquiera. ¿Quién es este? ¿De qué habla? ¿Debemos sentirnos alagados? ¡Es un peligro! ¡Está loco! ¡Es peligroso! Pongamos estas palabras en cualquier escenario y serán censurables o cuando menos alarmantes.

¿Qué es lo que tiene que estar ocurriendo para que se proclamen desde los púlpitos de todos los templos católicos del planeta y no salgan todos con la sensación de no ser un buen día? Porque, quién podría estar contento con semejantes amenazas.

Otra posibilidad es que en realidad sean pocos los que realmente las escuchan y muchos menos los que las entienden. Tal vez ocurra que nos hemos acostumbrado tanto a los discursos de Jesús, que ya ni les hacemos caso. ¿Se han vuelto inocuos? o quizás siempre lo fueron. ¿Es Jesús o serán sus mensajeros los que fallan? Obviamente nos inclinamos por esto último.

Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!

Seguir leyendo Lucas 12,49-53 – he venido a traer fuego

(383) vistas