Letanías a nuestra Señora del Rosario de Fátima

Letanías a nuestra Señora del Rosario de Fátima

Señor, ten piedad. Señor ten piedad.
Cristo, ten piedad, Cristo ten piedad.
Señor, ten piedad, Señor ten piedad

Cristo, óyenos. Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos. Cristo escúchanos

Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios, Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros

Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nuestro querido país.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Protege a la Santa Iglesia
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Protege a Nuestro Santo padre el Papa
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Santifica al Clero, a los Religiosos y a las almas consagradas.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Fortalece a los apóstoles de tu reinado maternal.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Aumenta el fervor de los católicos.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Ampara a las familias del mundo entero.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Guía e inspira a nuestros gobernantes.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Consuela a los que sufren y en ti confían.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Ayuda a los que te invocan.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Líbranos de todo peligro
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Ayúdanos a resistir la tentación y pisa la cabeza de la serpiente infernal.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Libra a las naciones y las almas del ateísmo y de todos los crímenes y pecados que encienden la Ira Divina.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Detén la terrible plaga del crimen del aborto que se extiende más y más entre las naciones. Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Obtén para nosotros aquello que te suplicamos.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Regresa al buen camino a nuestros hermanos que se han alejado.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Perdona nuestros múltiples pecados y ofensas.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Obtén la conversión de los pobres pecadores.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Trae a la humanidad a los pies de Nuestro Señor Jesucristo.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Obtén la paz para el mundo.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Asiste a los agonizantes.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Socorre a las Benditas almas del Purgatorio.
Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Acelera la hora del triunfo de tu Corazón Inmaculado.

Oh María, sin pecado concebida, ¡Rogad por nosotros que recurrimos a vos!
Inmaculada Corazón de María, ¡Ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte!

Oremos

Oh Dios de bondad y misericordia infinita, te rogamos inflames nuestros corazones para que rebosen de confianza en Tu querida Madre, a quien invocamos bajo el título de Nuestra Señora del Rosario de Fátima. Concédenos por medio de su poderosa intercesión las gracias, espirituales y materiales, que necesitamos y pedimos. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén

Fuente: verdad católica.net

 

Oración por el Papa y las Benditas Almas del Purgatorio

Un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria por las intenciones del Santo Padre Francisco y para ganar las indulgencias de este Santo Rosario.

Ánimas del Purgatorio quién las pudiera aliviar, que Dios las saque de penas y las lleve a descansar.

Padre Nuestro y Avemaría

Concédele Señor, el descanso eterno y brille para ellas la luz perpetua.
Que las almas de los fieles difuntos por la misericordia de Dios, descansen en paz. Amén

Fuente: Lazos de amor Mariano

 
 

Bajo tu amparo nos acogemos

Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios; no deseches las suplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro

¡Oh siempre Virgen gloriosa y bendita!

 

 

ORACIÓN A SAN JOSÉ

Salve, custodio del Redentor
y esposo de la Virgen María.
A ti Dios confió a su Hijo,
en ti María depositó su confianza,
contigo Cristo se forjó como hombre.
Oh, bienaventurado José,
muéstrate padre también a nosotros
y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía,
y defiéndenos de todo mal.
Amén.

 

 

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la milicia celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas.
Amén.

Señal de la Cruz

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¡Amen!

¡Fin de rezar el rosario!

¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

(0) vistas