Archivo de la etiqueta: gracia de Dios

el Hijo de Dios vivo – Mateo 16,13-19

el Hijo de Dios vivo

Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.» Jesús le respondió: «¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo.

Sábado de la 6ta Semana del T. Ordinario | 22 de Febrero del 2020 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

• 1 de Pedro 5,1-4
• Salmo 22,1-3.4.5.6
Mateo 16,13-19

Reflexión sobre las lecturas

el Hijo de Dios vivo

¿Quién es para nosotros Cristo? Es una pregunta que está relacionada con el sentido de la vida. Poco interesa lo que podamos decir. Así que no nos empeñemos tanto en formular una respuesta inteligente o aceptable.

Quien es para nosotros Cristo salta a la vista por lo que hacemos, antes que por lo que decimos solamente. Creer en Jesucristo como el Hijo de Dios vivo es algo que se debe poner en evidencia tras cada uno de nuestros actos.

Seguir leyendo el Hijo de Dios vivo – Mateo 16,13-19

(15) vistas

Tú piensas como los hombres – Marcos 8,27-33

Tú piensas como los hombres

“Jesús se volvió, y de cara a los discípulos increpó a Pedro: «¡Quítate de mí vista, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios! »»

Jueves 6ta Semana del Tiempo Ordinario | 20 de Febrero de 2020 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

• Carta del apóstol Santiago 2,1-9
• Salmo 33,2-3.4-5.6-7
Marcos 8,27-33

Reflexión sobre las lecturas

Tú piensas como los hombres

Somos nosotros tan afectos a hacer diferencias. A distinguir entre ricos y pobres. Con el tiempo recorrido, tal vez no lo hacemos tan evidente a nuestros propios ojos, pero casi siempre establecemos estas diferencias odiosas consciente o inconscientemente.

Estamos dispuestos a impartir un trato distinguido a aquel que por algún motivo destaca entre todos, aun cuando no siempre sea por su bondad o su pobreza. Nuestros criterios siempre son subjetivos y no se detienen ante la humillación que causan a los demás.

El Señor aquí nos enfrenta cara a cara con esta realidad, propia de nuestra naturaleza humana, para que la superemos, haciéndonos, actuando como Dios. Como dice Santiago: guardando correspondencia con nuestro apellido.

Seguir leyendo Tú piensas como los hombres – Marcos 8,27-33

(18) vistas

Un encuentro determinante en nuestras vidas

El encuentro con Cristo

Definitivamente uno de los problemas que más aqueja a nuestra sociedad es la falta de fe. No aquella fe de la que cada uno tiene una versión, sino la fe verdadera, la que descubrimos tras un encuentro con el único capaz de suscitarla, cambiando nuestras vidas: Jesucristo.

encuentro-con-jesus-01
la fe verdadera es la que descubrimos tras el encuentro con el único capaz de suscitarla, cambiando nuestras vidas: Jesucristo.

A pesar de este encuentro, no es ningún misterio que los cristianos que encontramos a Cristo en el camino de nuestras vidas, como el resto de la gente, pasamos a relativizar su importancia y lo determinante que aquel momento fue para nuestras vidas.

Todavía, por algún tiempo, seguiremos hablando de este encuentro, en reuniones privadas, cada vez más breves y distantes, hasta que sin darnos ni cuenta la habremos olvidado, dando un giro de 180 grados, volviendo a los inicios, igual o peor de lo que comenzamos, porque ya no tendremos el aliciente aquel que descubrimos y nos animó de manera tan especial, cuando nos encontramos con Cristo.

Seguir leyendo Un encuentro determinante en nuestras vidas

(205) vistas

Diez dimensiones de la Iglesia que la descubren como compañera

En su nueva carta semanal, el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, invita a «contemplar a la Iglesia en diez dimensiones» para descubrir en ella «la gran compañera del camino en el que estamos metidos los hombres».

Conoce la Iglesia: ¡Anímate! ¡Entra! ¡Descubre! ¡Construye!

Carta pastoral del arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro. La Iglesia es un río que atraviesa la historia y la riega con la gracia de Dios que la fecunda en vida, bondad, belleza, justicia y paz

La Iglesia, lugar de encuentro con la Verdad

La Iglesia es el lugar del encuentro con el Hijo de Dios vivo y así es el lugar del encuentro con nosotros. La gran alegría que Dios nos da es que se hizo uno de nosotros, que podemos casi tocarlo y Él vive con nosotros. ¡Qué hondura tiene para todo hombre descubrir que tiene que vivir de la Verdad! Y pongo Verdad con mayúscula porque no se trata de verdades, sino que, más tarde o más temprano, si vivimos una vida consciente, hemos de situarnos ante la verdad de nuestra vida, de nuestra historia, de nuestra realidad, que nos lleva a necesitar de la Verdad. Podemos pasar por muchos momentos y por circunstancias muy diversas en nuestra vida pero, al final, los hombres sabemos que no podemos vivir en el engaño, tenemos que vivir de la Verdad. La Iglesia es el lugar del encuentro con la Verdad. Necesariamente tengo que recordar, para poder expresar esto, que el sí de María a Dios es el sí de la Iglesia. Aquellas palabras de la Virgen María, «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra», se prolongan en la Iglesia. La respuesta de María al ángel tiene su prolongación en la Iglesia, que está llamada a manifestar a Cristo en la historia, ofreciendo su disponibilidad para que Dios pueda seguir visitando a la humanidad con misericordia.

Seguir leyendo Diez dimensiones de la Iglesia que la descubren como compañera

(54) vistas