Archivo de la etiqueta: Voluntad de Dios

Mateo 8,1-4 – queda limpio

queda limpio

“«Señor, si quieres, puedes limpiarme.» Extendió la mano y lo tocó, diciendo: «Quiero, queda limpio.» Y en seguida quedó limpio de la lepra.”

Viernes de la 12da semana del T. Ordinario| 25 de junio del 2021 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

  • Génesis 17,1.9-10.15-22
  • Salmo 127,1-2.3.4-5
  • Mateo 8,1-4

Reflexión sobre las lecturas

queda limpio

El Señor es Todo Poderoso. Solo Él es capaz de decir “queda limpio” y con estas palabras curar cualquier enfermedad, enderezar o restaurar lo que sea. Nada es imposible para Dios. Aquí lo vemos. De aquí la convicción pregonada por todos los santos.

Estas palabras pronunciadas atendiendo el pedido de un leproso, están destinadas a hacer eco en la mente y corazón de todos los que nos acerquemos a Él con la misma fe y determinación. Para Dios no hay imposibles. Lo que hace con el cuerpo lo puede hacer con el alma.

Cristo es pues la respuesta a todas nuestras aflicciones. Él lo transformará todo para darnos lo más grande, lo más preciado a lo que podemos aspirar: a reconciliarnos con nuestro Padre Creador y por lo tanto, a la vida eterna.

Seguir leyendo Mateo 8,1-4 – queda limpio

(18) vistas

Marcos 10,32-45 – Jesús marchaba delante

Jesús marchaba delante

“Iban de camino subiendo a Jerusalén, y Jesús marchaba delante de ellos; ellos estaban sorprendidos y los que le seguían tenían miedo.”

Miércoles de la 8va semana del T. Ordinario| 26 de mayo del 2021 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

Jesús marchaba delante

Sabía dónde iba y lo que le esperaba, sin embargo Jesús marchaba delante de ellos. No se escondía, tampoco se acobardaba, ni se obnubilaba. Tampoco iba blandiendo un espada, ni lanzando arengas. ¡Qué distinto es el proceder de Jesús al nuestro!

No se envalentonaba como el líder que amparándose en la multitud viene a desafiar a las autoridades o a los opresores de turno. Hay una distancia abismal entre el liderazgo de Jesús y el de cualquier caudillo político populista de nuestros días.

Jesús sabe dónde va y sin embargo se encamina con paso decidido por delante de ellos. Todos de uno u otro modo sabían que este era un desafío, que estaba yendo a la boca del lobo, por eso iban temerosos y expectantes tras los pasos de Jesús. ¿Qué podrá pasar?

Jesús marchaba delante

Le oían pero no le escuchaban

En su imaginación y por todos los prodigios que había visto de Jesús, más de uno suponía seguramente que Jesús se impondría finalmente sobre la tiranía de los gobernantes. Nada más distante a lo que Él venía advirtiendo al círculo más cercano de sus discípulos.

Él sabía lo que tenía que pasar y se los estaba comentando con detalle, de principio a fin. Todos lo oían, pero no le escuchaban. Es decir, entendían lo que querían, con su lógica mundana. La emoción les impedía entender lo que Jesús les estaba advirtiendo.

Ello explica la actitud de Juan y Santiago, que como todos seguramente pensaban que asistirían a la derrota definitiva y sin atenuantes de estos tiranos. Próximos al fin e íntimos, como se sentían de Jesús, deciden formular su pedido.

Todo ocurre conforme a la Voluntad de Dios

¿Por qué no sentarse uno a la derecha y otro a la izquierda? Si ellos se sentían capaces de todo con Él y por Él. Jesús los mira seguramente con cariño, con empatía, pero en lugar de darles una extensa explicación que seguramente no entenderían prefirió decirles escuetamente que no le correspondía a Él tal decisión y que esos sitios ya estaban reservados.

Y es que mientras Jesucristo sabía que había venido por toda la humanidad, de todos los tiempos y latitudes, los discípulos y sus compañeros estaban enfocados en aquello que sería una pequeña escaramuza con respecto a la Misión en toda su extensión.

Sí, es cierto que allí se estaba jugando la Salvación del mundo entero, pero no sería como ninguno de los discípulos lo imaginaba. Todo ocurriría como Él se los estaba detallando, conforme a la Voluntad de Dios.

La fe es la respuesta que damos a Dios

Muchas veces nos cuesta entender la Voluntad de Dios, porque no vemos el mundo desde Su perspectiva, desde Su Sabiduría infinita. A nosotros no nos toca entender, sino confiar; tener fe. Esa es la respuesta que espera Dios de nosotros.

Fe en que no puede haber para nosotros nada mejor que hacer Su Voluntad. Por eso Jesucristo nos enseña la oración más perfecta, el Padre nuestro, en la que pedimos precisamente que se haga lo que Él ha dispuesto.

Los que tenemos o hemos tenido un niño pequeño, sabemos que es lo que le conviene a nuestro hijo y lo procuramos, muchas veces incluso contra la voluntad del infante. Lo mismo hace Dios Padre por amor a nosotros.

Jesús marcha delante siempre

Nos corresponde por ello, discernir Su Voluntad y acatarla. Lógicamente le debemos obediencia. El problema reside en que por soberbia, por la pretensión de no necesitarlo, de creernos autosuficientes (idea que nos mete el Demonio), queremos hacer otra cosa.

Dejemos al Señor que nos guíe. Jesús marcha delante siempre. Es a Él a quien debemos seguir confiados, porque Él sabe por dónde nos lleva. Él es el Cristo enviado por Dios para salvarnos. Él mismo es el Hijo de Dios vivo. ¡Tengamos fe!

Oración:

Amado Padre Celestial, danos la Gracia de tener fe, que sea esta creciente y que la podamos compartir con nuestros hermanos, siendo ejemplos de acatamiento a Tu Santísima Voluntad. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, que contigo vive y reina, en unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos…Amén.

(16) vistas

encontrarán su descanso – Mateo 11,25-30

encontrarán su descanso

“Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán su descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.”

Jueves de la 28va Semana del T. Ordinario | 15 Octubre del 2020 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

  • Eclesiástico 15,1-6
  • Salmo 88,2-3.6-7.8-9.16-17.18-19
  • Mateo 11,25-30

Reflexión sobre las lecturas

encontrarán su descanso

Ir con el Señor es como estar en un velero, con el viento a favor. Es hacer lo correcto en cada ocasión, transitando por el Camino. Es defender y proclamar la verdad siempre y a cualquier precio. Es oír y hacer lo que el Espíritu nos manda cada día.

Quien así procede encontrará descanso, nos dice el Señor. Tendemos a obnubilarnos cuando estamos bajo presión, cuando sobrevienen las tormentas. Paradójicamente es entonces cuando debíamos aferrarnos a los santos criterios de Cristo escritos en los Evangelios.

No es como algunos creen, que la Palabra de Dios es solo para los templos o los ritos religiosos. La Palabra de Dios es Vida. Es Camino que nos conduce a la Vida Eterna. Es deber cristiano hacer lo que Él nos dice. En ello encontraremos la paz y nuestras almas encontrarán descanso.

Seguir leyendo encontrarán su descanso – Mateo 11,25-30

(17) vistas

Sean todos prontos para escuchar – Marcos 8,22-26

Sean todos prontos para escuchar

“Sean todos prontos para escuchar, lentos para hablar y lentos para la ira. Porque la ira del hombre no produce la justicia que Dios quiere.”

Miércoles de la 6ta Semana de T. Ordinario | 19 de Febrero del 2020 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

• Carta del apóstol Santiago 1,19-27
• Salmo 14,2-3ab.3cd-4ab
Marcos 8,22-26

Reflexión sobre las lecturas

Sean todos prontos para escuchar

¡Qué duras y fuertes son las palabras que nos trae Santiago en su carta el día de hoy! A través suyo el Señor nos pone en nuestro lugar. Y es que somos muy afectos a juzgar y hablar, cuando debíamos oír el doble. No por nada tenemos dos orejas, dos ojos, dos manos y una sola boca.

Parece inevitable que al encontrar una conversación “sabrosa”, en la que sentimos que falta nuestro “luminoso y esclarecedor” criterio, nos zambullimos en ella como si la vida del mundo dependiera de nuestra docta participación, descuidando lo que en verdad importa, como es llevar paz y amor en cada una de nuestras acciones cotidianas.

Seguir leyendo Sean todos prontos para escuchar – Marcos 8,22-26

(30) vistas

no voy a tener lástima yo – Jonás 4, 1-11

no voy a tener lástima yo

“¿Y no voy a tener lástima yo de Nínive, la gran ciudad, en la que hay más de ciento veinte mil personas que no distinguen su derecha de su izquierda, y una gran cantidad de animales?”

Miércoles de la 27ma Semana del T. Ordinario | 09 de octubre del 2019 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

no voy a tener lástima yo

La lección que hoy aprendemos de la Lectura de la Palabra de Dios, particularmente de este último capítulo del Profeta Jonás, es precisa y muy adecuada a los tiempos que estamos viviendo, donde muchos cristianos somos tentados a perder por completo la fe.

Los últimos acontecimientos locales y universales parecen apocalípticos y nos llevan a preguntarnos ¿dónde está Dios? ¿Qué pasa que deja que todo esto ocurra, que todo esto suceda? ¿Es que nos ha abandonado? ¿A quién acudiremos?

Seguir leyendo no voy a tener lástima yo – Jonás 4, 1-11

(109) vistas

San Lucas 21,12-19 – Los perseguirán

Los perseguirán

En el Evangelio de Lucas 21,12-19 el Señor nos advierte y hace notar sin ninguna reserva que encontraremos oposición en el seguimiento del Camino que Él nos propone. Los perseguirán, los detendrán, los enviarán a la cárcel y hasta los matarán por causa de Mi Nombre. Ser cristiano por lo tanto no es caminar en un lecho de rosas, sino
afrontar día a día con valentía y perseverancia todo aquello que demanda hacer la Voluntad de Dios.

Los perseguirán
Los perseguirán

Seguir leyendo San Lucas 21,12-19 – Los perseguirán

(237) vistas

Mateo 25,1-13 – Vivir con prudencia

Vivir con prudencia

En el Evangelio del Domingo XXXII del Tiempo Ordinario, tomado de Mateo 25,1-13 el Señor nos enseña a vivir con prudencia, aquella que tiene puesta sus ojos en la Voluntad de Dios Padre, que es distinta a la de los hombres. Es de necios atesorar riquezas, propiedades y todo aquello que habremos de perder irremediablemente al morir,y descuidar lo más importante, es decir lo único que nos puede permitir alcanzar la Vida Eterna: el amor.

 

(71) vistas