Letanías a Jesús en el Vientre de María

Letanías a Jesús en el Vientre de María

Jesús, concebido por el Espíritu Santo en el seno de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, singularmente Hombre desde el momento de su concepción en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, presente en la Creación, creada en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, a través de cual el mundo fue hecho, formado en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, Verbo hecho carne, asumiendo cuerpo humano en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, revelado por el Padre y concebido en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, sujeto al desarrollo humano en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, cuya Preciosa Sangre fluyó en sus comienzos a través de pequeñísimas arterias y venas en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, oculto por nueve meses en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, unigénito del Padre, asumiendo la carne en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, engendrado por Dios, alimentado por la sustancia y sangre de la más Santa Madre en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, saltando de la eternidad al tiempo, en el seno de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, revelando con el Padre y el Espíritu Santo toda sabiduría y conocimiento de Su más Santa Madre, en el seno de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, consciente de Su rol como Redentor en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, santificador de su Precursor desde el seno de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, Palabra Eterna, Hijo divino, abrazado por el Padre, en el seno de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, elevando Su Madre a las alturas de la santificación, en el seno de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, eterna delicia del Cielo, en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, manifestando Su Encarnación a su Santa Madre, en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, adorado y contemplado por Su Madre en el santuario de su vientre,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, ante quien los Ángeles se prostran, en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, en el cual los Ángeles mismos contemplaron la humanidad del Dios infante y la unión de las dos naturalezas del Verbo en el seno virgen de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, nuestro protector y salvador, durmiendo en el seno inviolable de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, cuyas Santas Extremidades brotaron por primera vez en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, cuyo Corazón Sagrado primero empezó a palpitar en el seno de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, cuyo cabezal de Dios el mundo no puede contener, pesando solo unos pocos granos en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, Divina Inmensidad, midiendo solo fracciones de un centímetro en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, cuyo Asimiento Divino sobrepasa el universo, acunado en el seno de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, Cordero Sacrificado, infante dócil en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, quien era de sufrir la agonía y pasión de la muerte, aceptando la capacidad humana para el dolor y la congoja, en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.
Jesús, prediciendo su Presencia Eucarística, en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.

Jesús, Cordero de Dios en el vientre de María,
Sálvanos, Señor.
Jesús, inocente y santo en el seno de María,
Escúchanos por tu bondad, Señor.
Jesús, Hijo de Dios y Mesías en el vientre de María,
Ten misericordia de nosotros.

 

Oremos

Jesús, aun siendo de naturaleza divina como Hijo de Dios, no preservaste para Ti el ser igual y uno con el Padre, sino que bajaste hasta encarnarte como hijo de hombre y asumiste la condición de un niño no nato, indefenso en el vientre de tu Santísima Madre, la Bienaventurada Virgen María.

Por lo tanto, Tu santificaste y elevaste cada seno maternal para todos los tiempos y todas las personas, cuyas vidas comienzan en la concepción.

Jesús, manifiéstate en los corazones de Tu gente como el Eterno Hijo de Dios, cuya vida terrenal empezó en el vientre de las Mas Santa María. Tu pudiste elegir en comenzar tu Misión Mesiánica de otra manera; sin embargo, Tu mostraste tu amor para nosotros al ser un infante no nato en el vientre de tu Santa Madre.

Tu te apropiaste totalmente de la existencia humana desde la concepción hasta la muerte. Diste tu consentimiento para ser llevado en el vientre de la Bendita Virgen María y luego, después de nacer, nos salvaste con Tu sufrimiento y muerte en la Cruz. Desde tu concepción y hasta la muerte nosotros vivimos y tenemos tu ser en Ti.

Jesús, Te adoramos y Te damos las gracias por elegir encarnarte en el vientre de Tu Madre, María. Te imploramos que bendigas todas las madres y que intercedas con el Espíritu Santo y tu Padre, para que todo infante en el vientre maternal reciba Tu regalo precioso de vida.

Jesús, concebido en el vientre de María, permitid que la manta amorosa de María proteja estos preciosos infantes no natos que residen en los vientres de sus madres y asístelos en sus nacimientos. Te pedimos esto, Jesús, en Tu nombre quien, con el Padre y Espíritu Santo, vive y reina por los siglos de los siglos. Amen

 

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la milicia celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas.
Amén.

 

Señal de la Cruz

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¡Amen!
¡Fin de rezar el rosario!

Gracias

 

(0) vistas