Archivo de la categoría: Oraciones

ORACION A MARIA REINA DE LOS ANGELES

ORACION A MARIA REINA DE LOS ANGELES

(festividad 2 de agosto)

María Reina de los ángeles

Antífona

Bajo tu título tan querido por San Francisco, Nuestra Bendita Señora de los Ángeles, ¡te alabamos! Danos tu auxilio para que nuestras vidas sean más seráficas, y nunca te fallen.

 

Oh Dios, quien nos permites cada año celebrar nuevamente el día de dedicación la Pequeña Porción de Nuestra Señora de los Ángeles; escucha piadosamente las oraciones de tu gente y otórgales la gracia que todos los que entran en la capilla u otra que la representa, para pedir misericordia y gracias, pueda alegrarse en la respuesta plenaria a esas oraciones. A través de Jesucristo Nuestro Señor.

Amén

 

Oh Dios, Quien a través de tu Santísima Madre, exaltada por encima de los coros angelicales, ha llamado a todos los hombres de buena voluntad a recibir Tu misericordia; otórganos lo mismo que te pedimos, quienes otorgamos el recuerdo de la consagración de Su capilla, puedan ser liberados ahora de sus pecados, y obtener la plenitud de gracia, hasta al menos cuando obtengamos la compañía de sus benditos ángeles y la felicidad de su mansión celestial. Quien vive y reina por los siglos de los siglos.

Amé

(2) vistas

Consagración a María Auxiliadora

Consagración a María Auxiliadora

Maria Auxiliadora

¡Oh Santísima e Inmaculada Virgen María, tiernísima Madre nuestra y poderoso Auxilio de los Cristianos! Nosotros nos consagramos enteramente a tu dulce amor y a tu santo servicio.

Te consagramos la mente con sus pensamientos, el corazón con sus afectos, el cuerpo con sus sentidos y con todas sus fuerzas, y prometemos obrar siempre para la mayor gloria de Dios y la salvación de las almas.

Tú, pues, ¡oh Virgen incomparable! que fuiste siempre Auxilio del Pueblo Cristiano, continúa, por piedad, siéndolo especialmente en estos días.

Humilla a los enemigos de nuestra religión y frustra sus perversas intenciones. Ilumina y fortifica a los obispos y sacerdotes y tenlos siempre unidos y obedientes al Papa, maestro infalible; preserva de la irreligión y del vicio a la incauta juventud; promueve las vocaciones y aumenta el número de los ministros, a fin de que, por medio de ellos, el reino de Jesucristo se conserve entre nosotros y se extienda hasta los últimos confines de la tierra.

Te suplicamos ¡oh dulcísima Madre! que no apartes nunca tu piadosa mirada de la incauta juventud expuesta a tantos peligros, de los pobres pecadores y moribundos y de las almas del Purgatorio: sé para todos ¡oh María! dulce Esperanza, Madre de Misericordia y Puerta del Cielo.

Te suplicamos, gran Madre de Dios, que nos enseñes a imitar tus virtudes, particularmente la angelical modestia, la humildad profunda y la ardiente caridad, a fin de que, por cuanto es posible, con tu presencia, con nuestras palabras y con nuestro ejemplo, representemos, en medio del mundo, a tu Hijo, Jesús, logremos que te conozcan y amen y podamos, llegar a salvar muchas almas.

Haz, ¡oh María Auxiliadora! que todos permanezcamos reunidos bajo tu maternal manto; haz que en las tentaciones te invoquemos con toda confianza; y en fin, el pensamiento de que eres tan buena, tan amable y tan amada, el recuerdo del amor que tienes a tus devotos, nos aliente de tal modo, que salgamos victoriosos contra el enemigo de nuestra alma, en la vida y en la muerte, para que podamos formarte una corona en el Paraíso.

Así sea

 

Oración compuesta por San Juan Bosco a María Auxiliadora

Oh María Virgen poderosa:

Tú, la grande e ilustre defensora de la Iglesia;

Tú, Auxiliadora admirable de los cristianos;

Tú, terrible como un ejército en orden de batalla;

Tú, que (sola) destruyes los errores del mundo, defiéndenos en nuestras angustias, auxílianos en nuestras luchas, socórrenos en nuestras necesidades, y en la hora de la muerte, acógenos en los gozos eternos. Amén

 

Fuente Archicofradía de María Auxiliadora- Sevilla- Devocionario a María Auxiliadora -1

(22) vistas