Ir a la barra de herramientas

Misterios Luminosos

Misterios Luminosos

jueves

1° Misterio Luminoso: El Bautismo de Jesús en el Jordán.

«Tenía Jesús al comenzar su vida pública, unos treinta años. Por aquellos días, como todo el pueblo se bautizaba, vino Jesús desde Nazaret de Galilea al Jordán para ser bautizado por Juan. Y he aquí, que estando Él en oración, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo en forma de paloma se posó sobre Él, y se oyó una voz del cielo que decía: Este es mi hijo muy amado escuchenlo»(Lc. 3, 21-23; Mt. 3,13)

Petición Especial:

Por las almas de todos los difuntos, cualquiera que sea las circunstancias en las que han fallecido, para que alcancen el perdón y la vida eterna.

1 Padre Nuestro
10 Ave Marías

G.- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
R.- Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. ¡Amén!

G.- María, Madre de Gracia y Madre de Misericordia,
R.– En la vida y en la muerte ampáranos Gran Señora.

T.- Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados y líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. ¡Amén!

 

Bendito San José  /  Aumenta nuestra fe

María Reina de la paz  /  Ruega por nosotros y por el mundo entero

 

 

 

2° Misterio Luminoso: Las bodas de Caná

«Se celebraba una boda en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús. Fueron invitados también a la boda Jesús y sus discípulos. Y como faltaba vino, María le dijo a Jesús: «No tienen vino». Respondió Jesús: «¿Qué nos va a ti y a mí? Además, no ha llegado mi hora». Pero la madre dijo a los que servían: «Haced lo que Él os diga».

Había colocadas seis tinajas de piedra y Jesús les dijo: «Llenen de agua las tinajas» Y les dice: «Llevenlo al maestrala» Cuando éste gustó el vino dijo: «Todo hombre pone primero el vino bueno y cuando ya han tomado el peor, pero tu has guardado el mejor vino hasta ahora». (Jn 2, 2-11)

Petición Especial:

Por las circunstancias que atraviesa la humanidad entera que amenazan tanto su salud como su situación económica, especialmente la de los menos favorecidos, para que encuentren solución razonable y solidaria en ambos aspectos.

1 Padre Nuestro
10 Ave Marías

G.- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
R.- Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. ¡Amén!

G.- María, Madre de Gracia y Madre de Misericordia,
R.- En la vida y en la muerte ampáranos Gran Señora.

T.- Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados y líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. ¡Amén!

 

Bendito San José  /  Aumenta nuestra fe

María Reina de la paz  /  Ruega por nosotros y por el mundo entero

 

 

 

3° Misterio Luminoso: El anuncio del Reino de Dios

«Jesús comenzó a predicar la Palabra de Dios y decía: «Se cumplió el tiempo y ha llegado el reino de Dios: arrepentíos y creed en el Evangelio» Y su fama se extendió por toda la región. (Mt. 4, 13-17 Mc. 1,15 Lc 4,15)

Petición Especial:

Por todos los científicos y médicos llamados a poner en juego con honestidad, ética, competencia y probidad sus conocimientos profesionales con el propósito de curar y proveer el alivio posible ante las amenazas a la salud que penden sobre la humanidad.

1 Padre Nuestro
10 Ave Marías

G.- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
R.- Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. ¡Amén!

G.- María, Madre de Gracia y Madre de Misericordia,
R.- En la vida y en la muerte ampáranos Gran Señora.

T.- Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados y líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. ¡Amén!

 

Bendito San José  /  Aumenta nuestra fe

María Reina de la paz  /  Ruega por nosotros y por el mundo entero

 

 

 

4° Misterio Luminoso: La Transfiguración

«Tomando Jesús a Pedro, Santiago y Juan, subió a un monte a orar. Mientras oraba su rostro se transformó, su vestido se volvió blanco y resplandeciente, y Moisés y Elías hablaban con Él. Pedro le dijo a Jesús: Maestro ¡qué bien se está aquí! Hagamos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías. Mientras decía esto, apareció una nube que los cubrió y salió una luz que decía: «Este es mi hijo elegido, escuchadle». (Lc. 9, 28-36)

Petición Especial:

Por los gobernantes, políticos y dirigentes de todos los países, organizaciones e instituciones que tienen la responsabilidad de dirigir los destinos de los pueblos, para que actúen con justicia y responsabilidad, procurando la paz y el bien común, cuidando especialmente a los más vulnerables.

1 Padre Nuestro
10 Ave Marías

G.- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
R.- Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. ¡Amén!

G.- María, Madre de Gracia y Madre de Misericordia,
R.- En la vida y en la muerte ampáranos Gran Señora.

T.- Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados y líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. ¡Amén!

 

Bendito San José  /  Aumenta nuestra fe

María Reina de la paz  /  Ruega por nosotros y por el mundo entero

 

 

 

5° Misterio Luminoso: La Institución de la Eucaristía

«Cuando llegó la hora, se puso a la mesa con sus discípulos y les dijo: «Ardientemente he querido comer ésta Pascua con ustedes antes de padecer, porque no la comeré más hasta que sea cumplida en el reino de Dios. Tomando el cáliz, dio gracias y dijo: tomen y beban todos de él, porque éste es el cáliz de mi sangre que será derramada por ustedes. Después tomó el pan, dando gracias lo partió y se los dio diciendo: Este es mi cuerpo que será entregado por ustedes. Hagan esto en memoria mía.» (Lc. 22, 14-23)

Petición Especial:

Por la Santa Iglesia Católica, para que tanto el clero (y dentro de ellos la jerarquía) como los laicos nos esforcemos hasta el extremo, como nos manda el Señor, por seguir el Camino al que hemos sido llamados, defendiendo la Verdad y la Vida, imprimiendo pureza y santidad en todos nuestros actos, para mayor Gloria de Dios.

1 Padre Nuestro
10 Ave Marías

G.- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
R.- Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. ¡Amén!

G.- María, Madre de Gracia y Madre de Misericordia,
R.- En la vida y en la muerte ampáranos Gran Señora.

T.- Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados y líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. ¡Amén!

 

Bendito San José  /  Aumenta nuestra fe

María Reina de la paz  /  Ruega por nosotros y por el mundo entero

 

 

Salve Reina:

T.- Dios te salve Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea pues!, Señora y abogada nuestra: vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús: fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén

 

Letanías:

(0) vistas