Archivo de la etiqueta: saca primero la viga de tu ojo

Mateo 7,1-5 – No juzguen

No juzguen

“No juzguen, para que no sean juzgados. Porque con el juicio con que juzguen serán juzgados, y con la medida con que midan serán medidos.”

Lunes de la 12da Semana del T. Ordinario | 25 de Junio del 2018 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

No juzguen

¡Cómo nos conoce el Señor y qué difícil se nos hace cumplir este mandato! El Señor no hace recomendaciones, sino que manda. Y, manda porque tiene autoridad. ¿Qué autoridad? La de ser Dios, que nos es poca cosa. ¿O te parece que sí?

Vamos por partes. Si te parece que no es nadie para mandarte, déjanos decirte que estás más perdido de lo que crees. O, no crees en Dios, o simplemente nunca te has puesto a pensar lo que significa Dios, el único Dios verdadero, el Dios que profesamos.

No juzguen

Seguir leyendo Mateo 7,1-5 – No juzguen

(91) vistas

Imágenes Relacionadas:

Lucas 6,39-42 – saca primero la viga de tu ojo

…que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Texto del evangelio Lc 6,39-42 – saca primero la viga de tu ojo

39. Les hizo también esta comparación: «¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un pozo?
40. El discípulo no es superior al maestro; cuando el discípulo llegue a ser perfecto, será como su maestro.
41. ¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo?
42. ¿Cómo puedes decir a tu hermano: «Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo», tú, que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Reflexión: Lc 6,39-42

lucas-6-42
Lucas 6,39-42 saca primero la viga de tu ojo

Siempre es más fácil ver y criticar los errores que cometen los demás, a veces incluso con crueldad. Algunos parece que tuviéramos una especial sensibilidad para captar los errores de los demás. No podemos dejar de notarlos y hacerlo ver inmediatamente a los involucrados.

¿Cuánta falta de paciencia y caridad denotamos en tales oportunidades? Debemos confesar que más de una vez nos lo han hecho notar. Es que hay que tener mucho tacto cuando llamamos la atención, aun cuando tengamos razón. Tenemos que aprender a distinguir entre las personas y sus errores.

Adicionalmente, de qué sirve comentar o criticar un error o una deficiencia, si no somos capaces de proponer una alternativa o corrección. Es muy fácil destruir. Debemos imitar a Jesús y procurar siempre la redención del equivocado.

…que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Seguir leyendo Lucas 6,39-42 – saca primero la viga de tu ojo

(450) vistas

Imágenes Relacionadas:

Mateo 7,1-5 – saca primero la viga de tu ojo

Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

Texto del evangelio Mt 7,1-5 – saca primero la viga de tu ojo

01. «No juzguen, para que no sean juzgados.
02. Porque con el juicio con que juzgue serán juzgados, y con la medida con que midan se los medirá.
03. ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo?
04. ¿O cómo vas a decir a tu hermano: “Deja que te saque la brizna del ojo”, teniendo la viga en el tuyo?
05. Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

Reflexión: Mt 7,1-5

mateo-07-05
Mateo 7,1-5 saca primero la viga de tu ojo

Somos muy propensos a ver los defectos y errores de los demás, antes de reparar en los nuestros. Todos tiene la culpa de lo que ocurre, menos nosotros. O, de otro modo, si todos fueran como nosotros, que distinto sería el mundo. Muy ligeros para juzgar, reprochar y criticar y muchas veces dura y ofensivamente. Antes de hablar debíamos mordernos la lengua, porque pocas veces acertamos, sin embargo ya salió el veneno de nuestras bocas.

Podremos pedir disculpas todo lo que queramos y hasta alcanzaremos el perdón, pero las palabras que salieron de nosotros no podrán volver a nosotros ni borrarse jamás. Por eso alguien reconoce con suma certeza que fuimos creados con dos orejas y una sola boca, para que escuchemos el doble de lo que hablamos, sin embargo muchas veces es al revés y sobre todo cuando se trata de hablar de otros que ni si quiera están presentes.

Otra mala costumbre nuestra es prejuzgar a los demás; no bien vemos a alguien por primera vez, empezamos a sacar conclusiones y a hacernos impresiones buenas o erradas, tan solo por apariencias. De allí que nos gusten tanto las joyas y los vestidos. Queremos causar buena impresión, para que nos traten bien. Y algunos no escatimamos en este objetivo, trabajando tan solo para pagar y lucir lo último de la moda, sea original o réplica, con tal de aparentar el poder adquisitivo o la posición social que no tenemos.

Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

Seguir leyendo Mateo 7,1-5 – saca primero la viga de tu ojo

(403) vistas

Imágenes Relacionadas: