Archivo de la etiqueta: No juzguen

Lucas 6,36-38 – no condenen

No condenen

No juzguen y no serán juzgados, no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados.

lucas-06-37
Lucas 6,36-38 no condenen

Puedes leer el Evangelio aquí. 

Reflexión: Lucas 6,36-38

El Señor pone al desnudo tal vez una de nuestras más grandes debilidades: el chisme. Somos muy propensos a hablar mal de los demás, a criticar e incluso condenar a los demás. Con mucha liviandad juzgamos a nuestros hermanos, reprochando y aun condenando lo que hacen. Siempre nos resulta más fácil y cómodo ver la paja en el ojo ajeno y no vemos la viga que tenemos en el nuestro.

Es cuestión de actitud. El Señor ahora nos lo recuerda. ¡No hagamos un hábito de esta mala práctica, que solo causa daño, creando un clima de animadversión! Debemos evitar por todos los medios hablar demás y mucho menos de nuestros hermanos. Y cuando decimos hermanos, nos estamos refiriendo al prójimo en general.

Debemos mordernos la lengua antes de criticar a nadie. Propongámonos ser positivos y constructivos siempre. ¡Es difícil! Desde luego; mucho más cuanto nos hemos hecho el hábito de mal hablar. ¡Cuánto daño hace la maledicencia! Sin embargo cuanto la promovemos. Los programas de mayor sintonía en radio y televisión están dedicados a fomentar este vicio.

Somos morbosos y no podemos contener nuestra curiosidad por lo frívolo y grotesco. Por eso es preciso que tomemos conciencia de este comportamiento y en vez de negarlo, tracemos una estrategia para combatirlo. Siempre será más fácil criticar y destruir. ¿Qué tal si nos empeñamos en encontrar el lado bueno o por lo menos la perspectiva aquella desde la cual podríamos edificar a partir de los errores que percibimos?

Seguir leyendo Lucas 6,36-38 – no condenen

(164) vistas

Mateo 7,1-5 – saca primero la viga de tu ojo

Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

Texto del evangelio Mt 7,1-5 – saca primero la viga de tu ojo

01. «No juzguen, para que no sean juzgados.
02. Porque con el juicio con que juzgue serán juzgados, y con la medida con que midan se los medirá.
03. ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo?
04. ¿O cómo vas a decir a tu hermano: «Deja que te saque la brizna del ojo», teniendo la viga en el tuyo?
05. Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

Reflexión: Mt 7,1-5

mateo-07-05
Mateo 7,1-5 saca primero la viga de tu ojo

Somos muy propensos a ver los defectos y errores de los demás, antes de reparar en los nuestros. Todos tiene la culpa de lo que ocurre, menos nosotros. O, de otro modo, si todos fueran como nosotros, que distinto sería el mundo. Muy ligeros para juzgar, reprochar y criticar y muchas veces dura y ofensivamente. Antes de hablar debíamos mordernos la lengua, porque pocas veces acertamos, sin embargo ya salió el veneno de nuestras bocas.

Podremos pedir disculpas todo lo que queramos y hasta alcanzaremos el perdón, pero las palabras que salieron de nosotros no podrán volver a nosotros ni borrarse jamás. Por eso alguien reconoce con suma certeza que fuimos creados con dos orejas y una sola boca, para que escuchemos el doble de lo que hablamos, sin embargo muchas veces es al revés y sobre todo cuando se trata de hablar de otros que ni si quiera están presentes.

Otra mala costumbre nuestra es prejuzgar a los demás; no bien vemos a alguien por primera vez, empezamos a sacar conclusiones y a hacernos impresiones buenas o erradas, tan solo por apariencias. De allí que nos gusten tanto las joyas y los vestidos. Queremos causar buena impresión, para que nos traten bien. Y algunos no escatimamos en este objetivo, trabajando tan solo para pagar y lucir lo último de la moda, sea original o réplica, con tal de aparentar el poder adquisitivo o la posición social que no tenemos.

Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

Seguir leyendo Mateo 7,1-5 – saca primero la viga de tu ojo

(456) vistas

Imágenes Relacionadas: