Archivo de la etiqueta: Mi casa será una casa de oración

Marcos 11,11-26 – Tengan fe en Dios

Tengan fe en Dios

Jesús les respondió: Tengan fe en Dios. Yo les aseguro que quien diga a este monte: “Quítate y arrójate al mar” y no vacile en su corazón sino que crea que va a suceder lo que dice, lo obtendrá.

Viernes de la 8va Semana del Tiempo Ordinario | 01 Junio de 2018 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

Tengan fe en Dios

Una catequesis muy extensa y variada la que nos da el Señor hoy día. Veremos por donde podemos encontrar relación entre ellas. “Tengan fe en Dios” es lo que más resalta y nos queda como lección, pues, si tenemos fe podremos hacer prácticamente lo que queramos.

No lo estamos inventando nosotros; es así como nos lo dice Jesucristo. La llave, entonces, es la fe, pero la fe en Dios. No es una fe genérica, como a veces imaginamos o como nos venden en algunos cursos de auto realización personal.

fe_en_dios

Seguir leyendo Marcos 11,11-26 – Tengan fe en Dios

(85) vistas

Lucas 19,45-48 – buscaban la forma de matarlo

Buscaban la forma de matarlo

Y diariamente enseñaba en el Templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los más importantes del pueblo, buscaban la forma de matarlo.

Texto del evangelio Lc 19,45-48

45. Y al entrar al Templo, se puso a echar a los vendedores,
46. diciéndoles: «Está escrito: Mi casa será una casa de oración, pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones».
47. Y diariamente enseñaba en el Templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los más importantes del pueblo, buscaban la forma de matarlo.
48. Pero no sabían cómo hacerlo, porque todo el pueblo lo escuchaba y estaba pendiente de sus palabras.

Reflexión: Lc 19,45-48

lucas-19-47a
Lucas 19,45-48 buscaban la forma de matarlo

Por razones que tal vez convendría reflexionar un poco, estamos acostumbrados a asociar a Dios con bondad y bondad con algo inocuo e incluso tonto o inútil. Como que una pequeña dosis de bondad en alguna ocasión basta. Pero no podemos concebir que alguien se manifieste bondadoso todo el tiempo.

La bondad pareciera un rasgo de la personalidad reñido con las exigencias del mundo. Por lo tanto, para marcar nuestra zona, nuestro espacio vital, es preciso ser enérgico e imponerse, lo que nos demandará muchas veces dejar de lado la bondad.

Así, percibimos gran tensión entre la bondad y la exigente necesidad de imponernos día a día para salir adelante, en un mundo hostil, que pocas veces está dispuesto a cedernos el paso y dejarnos tomar lo que nos corresponde.

Y diariamente enseñaba en el Templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los más importantes del pueblo, buscaban la forma de matarlo.

Seguir leyendo Lucas 19,45-48 – buscaban la forma de matarlo

(117) vistas