Archivo de la etiqueta: los compañeros del novio

Mateo 9, 14-15 – la boda

La boda

«Pueden acaso los invitados a la boda ponerse tristes mientras el novio está con ellos? Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán.

mateo-09-15
Mateo 9, 14-15 – la boda

Puedes leer el Evangelio aquí. 

Reflexión: Mateo 9, 14-15

Hoy nos quedaremos a reflexionar en esta preciosa expresión que utiliza el Señor para describir lo que ha de constituir Su presencia entre nosotros. Nos referimos a la boda. ¿Habrá una situación más alegre y festiva en la sociedad humana?

Desde tiempo inmemoriales y aun hoy, a pesar de las fuertes amenazas y ataque que recibe la familia y el matrimonio, patrocinados por inescrupulosas trasnacionales que lucran con toda clase de productos orientados al consumo masivo e indiscriminado de toda la población, sin reparar en sexo ni edad.

Aun hoy, a pesar de los millonarios esfuerzos del inescrupuloso capital por destruir a la familia y al matrimonio para luego hacer presa fácil de los individuos aislados, solitarios y desguarnecidos, aun hoy, por Gracia de Dios, existen vastos segmentos de población que se resisten a caer en estas garras y que siguen celebrando las bodas, como un gran acontecimiento familiar, que trasciende a sus protagonistas.

Las bodas han servido para sellar alianzas familiares con propósitos políticos, económicos e incluso religiosos. Pero antes que nada, entre los humildes se constituyeron en un pacto, en una alianza entre hombres y mujeres de buena fe, destinadas a sellar su unión de por vida, para sostenerse mutuamente y dar el adecuado albergue y mantenimiento a la prole que esta unión Bendita habría de producir.

Seguir leyendo Mateo 9, 14-15 – la boda

(104) vistas

Mateo 9,14-17 – El vino nuevo se echa en cueros nuevos

Y nadie echa vino nuevo en recipientes de cuero viejos, porque si lo hacen, se reventarán los cueros, el vino se desparramará y los recipientes se estropearán. El vino nuevo se echa en cueros nuevos, y así se conservan bien el vino y los recipientes.»

Texto del evangelio Mt 9,14-17 – El vino nuevo se echa en cueros nuevos

14. Entonces se le acercaron los discípulos de Juan y le preguntaron: «Nosotros y los fariseos ayunamos en muchas ocasiones, ¿por qué tus discípulos no ayunan?»
15. Jesús les contestó: «¿Quieren ustedes que los compañeros del novio estén de duelo mientras el novio está con ellos? Llegará el tiempo en que el novio les será quitado; entonces ayunarán.
16. Nadie remienda un vestido viejo con un pedazo de tela nueva, porque el pedazo nuevo tiraría del vestido y la rotura se haría mayor.
17. Y nadie echa vino nuevo en recipientes de cuero viejos, porque si lo hacen, se reventarán los cueros, el vino se desparramará y los recipientes se estropearán. El vino nuevo se echa en cueros nuevos, y así se conservan bien el vino y los recipientes.»

Reflexión: Mt 9,14-17

mateo-09-17
Mateo 9,14-17 El vino nuevo se echa en cueros nuevos

Jesús ha de significar un cambio radical en nuestras vidas. La novedad que nos trae es única. Solo se anunciará una vez en la historia de la humanidad. No se trata, pues, de un hecho rutinario o frecuente. Por eso exige una recepción singular, completamente distinta a cuanto podemos haber recibido antes.

Constituye un error garrafal pretender equiparar este suceso con otro cualquiera antes o después de Cristo. Ese es precisamente el pecado o si se quiere el más grande error del hombre de nuestro tiempo. Con la secularización del mundo, por doquier han surgido ideologías que pretenden explicar el origen y fin de la humanidad. Cada una desde su propia ideología, desde su propia perspectiva.

Estas ideologías proliferan y florecen al amparo del relativismo ético, moral y filosófico en el que vivimos. El Sistema económico al atomizar las sociedades, promueve el individualismo. Con él se promueven los sistemas ideológicos, filosóficos y morales individualistas, que sostienen los criterios de cada persona, dando por resultado tantas “verdades” como habitantes tiene el planeta.

Y nadie echa vino nuevo en recipientes de cuero viejos, porque si lo hacen, se reventarán los cueros, el vino se desparramará y los recipientes se estropearán. El vino nuevo se echa en cueros nuevos, y así se conservan bien el vino y los recipientes.»

Seguir leyendo Mateo 9,14-17 – El vino nuevo se echa en cueros nuevos

(184) vistas