ha resucitado de entre los muertos – Mateo 14,1-12

agosto 4, 2018

ha resucitado de entre los muertos

“En aquel tiempo se enteró el tetrarca Herodes de la fama de Jesús, y dijo a sus criados: «Ese es Juan el Bautista; él ha resucitado de entre los muertos, y por eso actúan en él fuerzas milagrosas.»”

Sábado de la 17ma Semana del T. Ordinario | 04 de Agosto del 2018 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

ha resucitado de entre los muertos

No dejan de ser extrañas estas palabras en boca de Herodes. ¿Qué nos revea el Señor a través de esta expresión? Herodes sabía muy bien que el mismo había enviado a ejecutar por un miserable capricho a Juan el Bautista, ¿Cómo podía ser él?

¿Cuánta consideración le guardaba Herodes a Juan? ¿En qué sitial lo tenía? Lo admiraba. Le había costado mandarlo matar y lo había hecho por una razón tan nimia. ¡Qué desorden ético y moral evidencia este individuo en su comportamiento!

ha resucitado de entre los muertos

(8) vistas

Sigue leyendo

Mateo 28,1-10 – Ha resucitado de entre los muertos

abril 15, 2017

Ha resucitado de entre los muertos

Y ahora vayan enseguida a decir a sus discípulos: “ Ha resucitado de entre los muertos e irá delante de ustedes a Galilea; allí le verán.”

mateo-28-07

Mateo 28,1-10 Ha resucitado de entre los muertos

Mateo – Capítulo 28

Reflexión: Mateo 28,1-10

Muchas veces anticipó el Señor lo que le sucedería. Todos estaban avisados, como seguramente lo estamos nosotros. Pero, tal vez igual que nosotros, ninguno entendía y mucho menos creía lo que el Señor estaba diciendo. Era como si tuvieran una venda que les impidiera entender esta parte del mensaje del Señor.

Él se refirió varias veces a este episodio y en el subrayó que habría de Resucitar, tal como estaba escrito. Pero, tal vez como ahora, por algún motivo este hecho era minimizado por quienes le seguían. Ahora muchos lo decimos, pero pocos lo llegamos a sentir íntimamente. Es como si no llegáramos a creer del todo. Y si no somos capaces de creer en este hecho, de admitirlo como verdadero, estamos negando lo más importante de nuestra fe.

Pues, tal como dice San Pablo. Si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra fe. Dejemos de repetirlo y pensémoslo por un momento. ¿Qué sentido tiene toda la prédica de Jesús, Su vida y muerte, si no ha resucitado? Este hecho da el verdadero significado a todo. Así que podríamos decir que todo ocurre para que finalmente llegue este momento. Y, con él ya en la mano, ya en la historia de todo aquello que presenciamos, de todo aquello de lo que fuimos partícipes, podemos gritar sin ningún temor que Cristo es nuestro Salvador.

Cristo ha vencido a la muerte. Ha vencido a las fuerzas del mal, del pecado, de la oscuridad. Cristo ha vencido al Demonio. ¡Tal y como debía ser! Su Victoria es la nuestra. Porque por Él viviremos eternamente. Él nos ha limpiado de toda culpa, nos ha hecho dignos de alcanzar Sus promesas. Nos ha hecho dignos de la Vida Eterna. Sin Él esto sería imposible.

(60) vistas

Sigue leyendo