Juan 15,18-21 – por eso los odia el mundo

mayo 20, 2017

Por eso los odia el mundo

Si fueran del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero, como no son del mundo, porque yo al elegirlos los he sacado del mundo, por eso los odia el mundo.

juan-15-19

Juan 15,18-21 por eso los odia el mundo

Juan – Capítulo 15

Reflexión: Juan 15,18-21

Estamos advertidos: seguir a Cristo no te hace popular; todo lo contrario. Desde que empiezas a tratar de corregir a tus hermanos y a poner en evidencia malos manejos, mentiras e injusticias, la gente te marca y empiezan a hablar mal de ti. ¿Quién se ha creído este? ¿Quién es para venir a decirnos a nosotros lo que está bien y lo que está mal? ¿Acaso no sabemos muy bien de dónde viene? A nosotros no nos va a engañar. Cucufato, fundamentalista, conservador, anticuado, fascista, hipócrita, santurrón, chupa cirios, alcahuete de pedófilos, lunático, baboso, aguafiestas, son tan solo algunos de los calificativos que te lloverán según la ocasión.

Si de verdad te comprometes con Cristo, verás cómo cada vez más tus amigos te empiezan a abandonar, callándose cuando te ven llegar, murmurando, burlándose de ti, haciendo mofa y poniéndote sobrenombres ridículos, cuando no abandonan incómodos el lugar al que entras o apabullan a todos con su conversación para marginarte, aislarte y humillarte. Los cristianos somos molestos e incómodos para muchos, por eso se esfuerzan por hacernos parecer tontos, desinformados y descalificados para dar una opinión razonable y equilibrada.

Lo mismo pasa en las redes sociales, donde los cristianos, inmediatamente identificados, son sometidos a bulling o son troleados. Y es que es muy difícil escapar y mantener independencia de esta cultura de muerte que constantemente nos está bombardeando con una serie de mentiras, falsos valores y errores, pretendiendo con mensajes aparentemente positivos y atractivos, llevarnos al abismo, al vicio, a la perdición y a la muerte. Sin tregua se hace apología al egoísmo, al hedonismo, a la falta de escrúpulos, a la corrupción y al relativismo.

(335) vistas

Sigue leyendo

Juan 15,18-21 – no son del mundo

abril 30, 2016

Texto del evangelio Jn 15,18-21 – no son del mundo

18. «Si el mundo los odia, sepan que a mí me ha odiado antes que a ustedes.
19. Si fueran del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero, como no son del mundo, porque yo al elegirlos los he sacado del mundo, por eso los odia el mundo.
20. Acuérdense de la palabra que les he dicho: El siervo no es más que su señor. Si a mí me han perseguido, también los perseguirán a ustedes; si han guardado mi Palabra, también la de ustedes guardarán.
21. Pero todo esto se lo harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.

Reflexión: Jn 15,18-21

No somos del mundo, porque el Señor al elegirnos nos ha sacado del mundo. Estas palabras echan por tierra cualquier pretensión, pues no somos nosotros los que nos hacemos diferentes, sino que esto es obra del Señor. Nos resulta bastante incomprensible esta afirmación, que pareciera no guardar correspondencia con la realidad, pues nos parece más lógico que cualquier acercamiento o alejamiento a la Voluntad del Señor sea más bien el resultado de nuestra elección. En cambio el Señor nos habla aquí de una especie de marca o de sello que Él nos pone al elegirnos y que nos hace diferentes. ¿Cómo entender que la iniciativa proviene de Él cuando tenemos la convicción que ello depende de nuestra decisión? Hay algo aquí que no encaja, porque no se condice con lo que percibimos. Si hemos sido elegidos, ¿no debíamos saberlo? ¿Si no tenemos la certeza, será que no correspondemos a los elegidos? ¿Y si a pesar de ello nos esforzamos en seguirlo -no siempre, seguramente, pero si cuanto nos es posible-, con una exigencia que sentimos cada vez mayor, querrá decir que nos ha escogido o que nosotros queremos que nos escoja, a pesar que en realidad no es así? Es un hecho que si no somos escogidos, no llegaremos a Él; nos será imposible, porque esta es Gracia que el concede a sus elegidos. Pero ¿quiénes son sus elegidos? ¿Podemos saberlo? ¿Podemos contarnos entre ellos? …pero, como no son del mundo, porque yo al elegirlos los he sacado del mundo, por eso los odia el mundo.

(110) vistas

Sigue leyendo