Archivo de la etiqueta: el hombre insensato que edificó su casa sobre arena

Mateo 7,21-29 – entrará en el Reino de los Cielos

entrará en el Reino de los Cielos

«No todo el que me diga: “Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.”

Jueves de la 12da Semana de T. Ordinario | 28 de Junio del 2018 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

entrará en el Reino de los Cielos

El Señor nos explica muy claramente quienes tendremos entrada en el Reino de los Cielos. Hay una sola condición, un solo requisito: hacer la Voluntad de nuestro Padre Celestial. Quiere decir que si queremos entrar al Cielo, debemos conocer la Voluntad de Dios.

No hay otra forma de cumplir Su Voluntad que conociéndola. ¿Y cómo la sabremos? Por Su Palabra. ¿Dónde encontramos Su Palabra? En las Escrituras. ¿O sea que es obligatorio, forzoso leer la Biblia? Sí, salvo que el Señor te dé a conocer Su Voluntad de otro modo. ¿Cómo?

Reino de los Cielos

Seguir leyendo Mateo 7,21-29 – entrará en el Reino de los Cielos

(70) vistas

Mateo 7,21.24-27 – el hombre prudente

El hombre prudente

Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca

Texto del evangelio Mt 7,21.24-27 

21. «No todo el que me diga: «Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.
24. «Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca:
25. cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca.
26. Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena:
27. cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina.»

Reflexión: Mt 7,21.24-27

Mateo-7-24
Mateo 7,21.24-27 el hombre prudente

El Señor nos pide que le oigamos y hagamos lo que dice. Así, no basta oír, sino que hay que hacer lo que nos dice. Nuestra es la religión del amor. En el amor, las palabras no bastan. Llega un momento que estas tienen que manifestarse con hechos prácticos, concretos.

Todo lo que nos manda el Señor es amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Debemos imprimir este mandato y ponerlo en un lugar visible de modo tal que todos los días y a cada rato lo veamos.

No hay mayor secreto para alcanzar la vida eterna que amar. Eso es todo lo que nos manda el Señor. Si lo hemos oído, no resta nada más que ponerlo en práctica. ¿Por qué no lo hacemos? Hay que pasar de las declaraciones, de la poesía a los hechos.

Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca

Seguir leyendo Mateo 7,21.24-27 – el hombre prudente

(269) vistas