Juan 5,1-3.5-16 – al instante el hombre quedó curado

marzo 28, 2017

Al instante el hombre quedó curado

Jesús le dice: «Levántate, toma tu camilla y anda.» Y al instante el hombre quedó curado, tomó su camilla y se puso a andar. Pero era sábado aquel día.

juan-05-08

Juan 5,1-3.5-16 al instante el hombre quedó curado

Juan – Capítulo 05

Reflexión: Juan 5,1-3.5-16

Esta es una historia realmente increíble, que constituye una radiografía de nuestro usual proceder. Nos fijamos demasiado en las apariencias; somos adeptos a detenernos a juzgar formalidades y a condenar situaciones e incluso a personas por detalles sin importancia. Nos resistimos a ir al fondo de las cosas.

Tal vez sea nuestro temor a tener que reconocer cosas que no quisiéramos, aspectos que podrían constituir una condena a lo que hacemos, que incluso pudieran exigirnos un cambio, al que no estamos dispuestos. La comodidad, nuestra propia comodidad, no la queremos perder por nada en el mundo.

Por eso no estamos dispuestos a tolerar nada que, aun cuando solos sea intuitivamente, amenace nuestra estabilidad. ¿De qué otro modo podemos entender a estos judíos que se escandalizan al ver a este enfermo cargando su camilla siendo sábado. ¡En eso se fijaron y no en su asombrosa curación!

Esta historia nos recuerda a aquellos pasajes anecdóticos por los que todos hemos pasado alguna vez en los que nos desvivimos por demostrar lo que acabamos de descubrir o la destreza que acabamos de adquirir y quien nos observa nos llama la atención por nuestro peinado o el hueco que tenemos en el calcetín derecho.

(59) vistas

Sigue leyendo

Lucas 6,1-5 – dueño del sábado

septiembre 3, 2016

Después les dijo: «El hijo del hombre es dueño del sábado».

Texto del evangelio Lc 6,1-5 – dueño del sábado

01. Un sábado, en que Jesús atravesaba unos sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y, frotándolas entre las manos, las comían.
02. Algunos fariseos les dijeron: «¿Por qué ustedes hacen lo que no está permitido en sábado?».
03. Jesús les respondió: «¿Ni siquiera han leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre,
04. cómo entró en la Casa de Dios y, tomando los panes de la ofrenda, que sólo pueden comer los sacerdotes, comió él y dio de comer a sus compañeros?».
05. Después les dijo: «El hijo del hombre es dueño del sábado».

Reflexión: Lc 6,1-5

lucas-6-5

Lucas 6,1-5 – dueño del sábado

Debía darnos vergüenza andar con tantas mezquindades con el Señor. Recortándole siempre el tiempo que nos pide. Dándole lo que nos sobra, como si le hiciéramos un favor. ¡Nunca tenemos tiempo para Él! Y sin embargo todo lo que nos pide en por nuestro bien, para nuestra salvación.

¡Qué equivocados estamos! “Sacrificamos” parte de nuestro tiempo, aquel que tendríamos que estar dedicando a nuestra distracción o descanso, para dedicarlo al Señor. Al menos eso es lo que nos decimos y llegamos a creer.

Pero no se necesita pensar mucho para caer en la cuenta que quien en realidad necesita de Dios somos nosotros. Jesucristo no se sacrifica y da su vida porque nos necesita; lo hace porque nos ama. Y nos ama, porque Dios Padre nos amó primero. Somos nosotros lo que necesitamos de Dios.

Después les dijo: «El hijo del hombre es dueño del sábado».

(62) vistas

Sigue leyendo