Mateo 10,7-15 – el Reino de los Cielos está cerca

julio 12, 2018

el Reino de los Cielos está cerca

“Vayan proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curen enfermos, resuciten muertos, purifiquen leprosos, expulsen demonios. Gratis lo recibieron; denlo gratis.”

Jueves de la 14ta Semana del T. Ordinario | 12 de Julio del 2018 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

el Reino de los Cielos está cerca

En este evangelio el Señor anima a sus discípulos y a través de ellos a todos nosotros, a proclamar que el Reino de los cielos está cerca. El Reino de los cielos, para quién realmente espera una novedad venida del cielo, venida de Dios, es una Buena Noticia.

¿Por qué habrían de creernos? ¿Cómo? Bueno, Él nos lo dice también. Porque nosotros tenemos que curar enfermos, resucitar muertos, purificar leprosos, expulsar demonios. La tarea es exigente. No es sencilla. Pongámonos a pensar.

Yo anuncio el Reino y por el Reino es que hago todas estas cosas. Me vas a creer, me tienes que creer, porque sería de necios no creerme si ves todo lo que estoy haciendo. Entonces, es lo que hacemos lo que nos hace creíbles y no nuestras palabras.

No es el intelecto, no es por nuestra forma de hablar, sino por lo que hacemos. Y lo que haremos serán obras realmente admirables. Empecemos por creer que podemos hacer todo lo que nos dice el Señor. Creamos que eso es posible, porque eso es lo que nos manda el Señor.

Si el Señor lo manda es porque es posible, porque Él lo garantiza, porque Él lo hará. Tenemos que estar disponibles para hacer lo que nos manda. No lo haremos con poderes ocultos, no como brujos. No con poderes satánicos.

El Señor no nos envía con este poder para hacer dinero. Hemos de dar gratis, lo que hemos recibido gratis. Tenemos que ponernos a disposición del Señor. Tenemos que tener en cuenta que estamos a órdenes de Dios y por lo tanto podremos hacer todo lo que Él disponga.

No tenemos que alistarnos, ni prepararnos, ni llevar nada. Todo lo que necesitamos Él lo proveerá. Todo lo que necesitamos es fe. Lo podemos observar en nuestra propia Iglesia, entre los religiosos y religiosas. No solamente entre los santos de la historia, pero también en nuestras parroquias.

Hay muchos testimonios de grandes obras desarrolladas por hombres y mujeres muy sencillos en la Iglesia. Eso es objetivo. Lo podemos ver en todas partes. Todos podemos hacerlo que ellos, pero necesitamos fe. Tenemos que creer y hacernos disponibles.

El Señor nos envía a curar y sanar, en condiciones que muchos podríamos pensar como deplorables, sin la menor preparación. Y es que no tenemos que prepararnos, porque esta es obra del Señor. No depende de nosotros, ni de lo que podamos planificar.

Tenemos que tener fe, creer en que Él se hará cargo llegado el momento. No nos preocupemos por el dinero, la comodidad, ni nada material. No es necesario. El Reino de los Cielos está cerca. No necesitamos nada. No atesoremos nada.

Todo lo que tenemos que hacer es transmitir el Evangelio. Debemos ir llevando la paz, la alegría, la esperanza. El Reino de Dios está cerca. Por eso estamos alegres y debemos terminar con todas las rencillas, con todas las trampas, con todos los pleitos.

El fin de este mundo material está cerca. No atesoremos ni nos preocupemos por tonterías. Dediquémonos a la obra del Señor. Cambiemos. Que haya paz entre nosotros. Los que nos oigan deben recibir esta paz. Si no nos reciben, si no nos escuchan, demos la vuelta a la página.

Oración:

Padre Santo, danos la fe necesaria para tomar estas resoluciones en nuestra vida. Para trabajar por el Reino de los Cielos. Para llevar la paz y no enredarnos en cosas inútiles. Danos fe, valor, coraje para trabajar por lo que Tú has dispuesto. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, que contigo vive y reina, en unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos…Amén.

(71) vistas

5 respuestas a Mateo 10,7-15 – el Reino de los Cielos está cerca

  • Escuchaba hace años a un sacerdote de la India. Y comentaba las lecturas como un hecho presente en la que Jesús nos habla aquí y ahora. Resucitar muertos, mucha gente vive la vida con el corazón lleno de odio, resentimiento , sin esperanza ; esa vida y ese espíritu está muerto . Para revivir ese espíritu necesita perdonar, matar el resentimiento , el odio y retornar a la vida de esperanza. La muerte viene cuando cerramos el corazón a la presencia del Señor.

    • Eso es totalmente cierto. “Deja que los muertos entierren a sus muertos” hace alusión a esa misma idea. Algunos pasamos como muertos por esta vida, porque no hemos sido evangelizados o porque, habiendo sido evangelizados e incluso bautizados, hemos preferido seguir viviendo de espaldas a Dios. Es nuestra elección.
      Pero hay que tener mucho cuidado de no confundirnos pretendiendo que el Señor solo habla en forma figurativa de la Resurrección, pues, por esa vía, hay quienes incluso llegan a poner en duda que Jesucristo Resucito y que luego ascendió al Cielo. Y, quien abre esa puerta finalmente termina dudado de los milagros, de la Virgen María y de la Divinidad de Jesucristo.
      Recordemos lo que nos dice San Pablo, con lo que estamos totalmente de acuerdo: Si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra fe. Es así de simple

  • Muy cierto Miguel. Y sea este mi testimonio en este increíble blog que elaboraste , con la fe en Dios que vi crecer en ti desde muchacho en el colegio jesuita. Ojala que muchos católicos participen de este blog . Donde vivo la iglesia protestante evangeliza a través de la lectura de la biblia. Algo que la iglesia católica aquí está retomando y apoyando a los grupos de lectura de biblia en las parroquias ,pero no está tan expandido.

    • Gracias querido Guillermo:
      Espero contar siempre con tu visita y tus comentarios. Y ojalá un día te animes también a escribir, serás bienvenido.
      El Señor me impulsa muy fuertemente a trabajar aquí…Si no avanzo más es porque soy poco lento para tomar decisiones y empujar como se debe este sitio. Si te animas, tal vez con tu ayuda podamos llevarlo a otro nivel.
      Un abrazo y que Dios te Bendiga a tí y toda tu familia.

  • Gracias Miguel : Visitaré el blog ,es un trabajo maravilloso. No leo la biblia tan frecuente como debería, y el blog facilita esa tarea . Es verdad tu trabajo nos acerca a Dios y por eso te agradecemos y que Dios te siga Bendiciendo y te de la fuerza y lucidez para seguir adelante con este trabajo.

Deja un comentario