Signos de los tiempos

Los signos de los tiempos

Cómo leer con esperanza los signos de los tiempos

Los cristianos estamos llamados a ver el mundo, a leer los signos de los tiempos con esperanza. Y nuestra esperanza nace de la certeza que Jesucristo ha resucitado y resucitando ha vencido de una vez y para siempre a la muerte. Esta es la razón de nuestra fe y la de nuestra esperanza, teniendo la certeza que no importa lo que nos depare el resto de nuestra vida, llegaremos a alcanzar la Vida Eterna, si somos leales a Jesucristo.

Alguien podrá preguntar ¿y cómo podemos tener esa certeza? Y, desde luego la respuesta razonable tendría que ser que eso es imposible, que nadie puede llegar a asegurar nada y mucho menos la total lealtad a Dios hasta la muerte, sin importar que edad tengamos y cuanto nos quede de vida.

Los signos de los tiempos

Nada es imposible para Dios

Pero…siempre hay un pero y en este caso es fundamental. Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios. Esto quiere decir nada más, ni nada menos, que si Dios quiere que alcancemos esta Gracia, la Gracia de ser leales, leer con esperanza los signos de los tiempos y alcanzar la Vida Eterna, no habrá nada en este mundo que se oponga a Su Voluntad.

En otras palabras, si nos proponemos por nuestras propias fuerzas, con nuestros recursos, fundados en nuestras capacidades a alcanzar este propósito, NO LO LOGRAREMOS. Eso está cantado y no hay nada que lo pueda rebatir. Sin embargo, si nos ponemos en manos de Dios y, confiando plenamente en Él así se lo pedimos, Él nos dará esta Gracia.

Dios quiere que seamos felices y vivamos eternamente

Quiere decir que alcanzar el propósito de nuestra existencia no está en nuestras manos, sino en las manos de Dios. La Buena Noticia es que Él quiere que lo logremos. Por lo tanto, lo único que falta es que nosotros también lo queramos y se lo manifestemos en nuestra oración, con nuestra vida. Esta es la forma, que Jesús nos ha enseñado, para llegar a nuestro Padre, Dios.

Si Dios nos ha creado y Su Voluntad es que nos reunamos con Él al final de los tiempos, no habrá nada ni nadie que lo impida, por más difíciles que parezcan los signos de los tiempos. Todo lo que necesitamos es creer y confiar plenamente en Él, haciendo Su Voluntad.

Hemos sido creados libres

Así, gracias a la muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, nuestra salvación está en nuestras propias manos. Puesto que hemos sido creados libres, dependerá de que nosotros abracemos con lealtad los mandatos de Jesucristo y pidamos a Dios Padre la Gracia de seguirlo hasta el fin.

Como una acertadísima interpretación de los signos de los tiempos Seguidamente compartimos la excelente reflexión que hace el Monseñor José Ignacio Munilla con motivo de la Pascua del 2019 que ha sido marcada por los atentados en Sri Lanka el domingo de Pascua, en que murieron cerca de trecientos mártires cristianos y el incendio de la Catedral de Notre Dame en París, con que se dio inició a esta Semana Santa.

(42) vistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *