La Santísima Virgen María

María mediadora de todas las Gracias

la_virgen_maria
La Santísima Virgen María

Difícilmente llegaremos a aquilatar algún día qué es lo que la Santísima Virgen María representa en la vida de todos los cristianos. No puede haber palabras de elogio suficientes y ninguna que se ajuste a la dimensión de lo que fue la Voluntad de Dios Padre.

Resulta ininteligible que haya entre algunos de nuestros hermanos separados y en algunas sectas un cierto encono irreverente a la Santísima Virgen María. Pretenden justificarse diciendo que no toleran que adoremos a la Virgen María, que solo a Dios se le debe adoración. Y nunca nosotros hemos dicho lo contrario.

Solo Dios es el Centro de nuestras vidas y solo en Él descansarán nuestras almas. Ningún católico sostiene lo contrario. Pero no podemos cegarnos y sentirnos alagados por la gran distinción que quiso Dios otorgarnos a la humanidad entera a través de la Santísima Virgen María.

Dios pudo haber enviado a Su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, de cualquier modo imaginable, sin embargo Él en Su Infinita Sabiduría quiso que Jesús naciera de la Santísima Virgen María. Es Santísima, porque así Él lo quiso. Y Virgen, porque para Dios no hay nada imposible.

Dios así lo quiso, así lo dispuso. ¿Qué podemos hacer, sino arrodillarnos ante Su decisión y Su Voluntad? ¿Por qué María? ¿Importa eso acaso? ¿Es que vamos a dudar de la elección de Dios? ¿No la entendemos? ¿Hay algo, por ventura, que entendamos nosotros mejor que Dios? ¿Le diremos lo que tendría que haber hecho?

Si miramos a María, si la admiramos y veneramos es porque Dios, en Su Infinita Majestad la miró primero. Él la escogió. Ella es la Madre de nuestro Señor Jesucristo. Por lo tanto, Madre de Dios y Madre de la Iglesia. ¿Después de Dios, después de nuestro amantísimo Señor Jesucristo, puede haber alguien que merezca mayor cariño, respeto, consideración y admiración que la Santísima Virgen María?

No la hay, porque Dios así lo quiso.

María medianera de todas las gracias

 

 

María es esa mujer

 

(63) vistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *