Archivo de la categoría: Evangelio de Mateo

Mateo – Capítulo 04

Mateo – Capítulo 04

1.Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo.
2.Y después de hacer un ayuno de cuarenta días y cuarenta noches, al fin sintió hambre.
3.Y acercándose el tentador, le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes.»
4.Mas él respondió: «Está escrito: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.»
5.Entonces el diablo le lleva consigo a la Ciudad Santa, le pone sobre el alero del Templo,
6.y le dice: «Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: A sus ángeles te encomendará, y en sus manos te llevarán, para que no tropiece tu pie en piedra alguna.»
7.Jesús le dijo: «También está escrito: No tentarás al Señor tu Dios.»
8.Todavía le lleva consigo el diablo a un monte muy alto, le muestra todos los reinos del mundo y su gloria,
9.y le dice: «Todo esto te daré si postrándote me adoras.»
10.Dícele entonces Jesús: «Apártate, Satanás, porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a él darás culto.»
11.Entonces el diablo le deja. Y he aquí que se acercaron unos ángeles y le servían.
12.Cuando oyó que Juan había sido entregado, se retiró a Galilea.
13.Y dejando Nazará, vino a residir en Cafarnaúm junto al mar, en el término de Zabulón y Neftalí;
14.para que se cumpliera el oráculo del profeta Isaías:
15.¡Tierra de Zabulón, tierra de Neftalí, camino del mar, allende el Jordán, Galilea de los gentiles!
16.El pueblo que habitaba en tinieblas ha visto una gran luz; a los que habitaban en paraje de sombras de muerte una luz les ha amanecido.
17.Desde entonces comenzó Jesús a predicar y decir: «Convertíos, porque el Reino de los Cielos ha llegado.»
18.Caminando por la ribera del mar de Galilea vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, echando la red en el mar, pues eran pescadores,
19.y les dice: «Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres.»
20.Y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron.
21.Caminando adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, que estaban en la barca con su padre Zebedeo arreglando sus redes; y los llamó.
22.Y ellos al instante, dejando la barca y a su padre, le siguieron.
23.Recorría Jesús toda Galilea, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y curando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.
24.Su fama llegó a toda Siria; y le trajeron todos los que se encontraban mal con enfermedades y sufrimientos diversos, endemoniados, lunáticos y paralíticos, y los curó.
25.Y le siguió una gran muchedumbre de Galilea, Decápolis, Jerusalén y Judea, y del otro lado del Jordán.

(27) vistas

Mateo – Capítulo 03

Mateo – Capítulo 03

1.Por aquellos días aparece Juan el Bautista, proclamando en el desierto de Judea:
2.«Convertíos porque ha llegado el Reino de los Cielos.»
3.Este es aquél de quien habla el profeta Isaías cuando dice: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas.
4.Tenía Juan su vestido hecho de pelos de camello, con un cinturón de cuero a sus lomos, y su comida eran langostas y miel silvestre.
5.Acudía entonces a él Jerusalén, toda Judea y toda la región del Jordán,
6.y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados.
7.Pero viendo él venir muchos fariseos y saduceos al bautismo, les dijo: «Raza de víboras, ¿quién os ha enseñado a huir de la ira inminente?
8.Dad, pues, fruto digno de conversión,
9.y no creáis que basta con decir en vuestro interior: «Tenemos por padre a Abraham»; porque os digo que puede Dios de estas piedras dar hijos a Abraham.
10.Ya está el hacha puesta a la raíz de los árboles; y todo árbol que no dé buen fruto será cortado y arrojado al fuego.
11.Yo os bautizo en agua para conversión; pero aquel que viene detrás de mí es más fuerte que yo, y no soy digno de llevarle las sandalias. El os bautizará en Espíritu Santo y fuego.
12.En su mano tiene el bieldo y va a limpiar su era: recogerá su trigo en el granero, pero la paja la quemará con fuego que no se apaga.»
13.Entonces aparece Jesús, que viene de Galilea al Jordán donde Juan, para ser bautizado por él.
14.Pero Juan trataba de impedírselo diciendo: «Soy yo el que necesita ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?»
15.Jesús le respondió: «Déjame ahora, pues conviene que así cumplamos toda justicia.» Entonces le dejó.
16.Bautizado Jesús, salió luego del agua; y en esto se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba en forma de paloma y venía sobre él.
17.Y una voz que salía de los cielos decía: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco.»

(9) vistas

Mateo – Capítulo 02

Mateo – Capítulo 02

1.Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén,
2.diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.»
3.En oyéndolo, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén.
4.Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo.
5.Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta:
6.Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel.»
7.Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella.
8.Después, enviándolos a Belén, les dijo: «Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle.»
9.Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño.
10.Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría.
11.Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra.
12.Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino.
13.Después que ellos se retiraron, el Angel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y estate allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al niño para matarle.»
14.El se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se retiró a Egipto;
15.y estuvo allí hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliera el oráculo del Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi hijo.
16.Entonces Herodes, al ver que había sido burlado por los magos, se enfureció terriblemente y envió a matar a todos los niños de Belén y de toda su comarca, de dos años para abajo, según el tiempo que había precisado por los magos.
17.Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías:
18.Un clamor se ha oído en Ramá, mucho llanto y lamento: es Raquel que llora a sus hijos, y no quiere consolarse, porque ya no existen.
19.Muerto Herodes, el Angel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo:
20.«Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y ponte en camino de la tierra de Israel; pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño.»
21.El se levantó, tomó consigo al niño y a su madre, y entró en tierra de Israel.
22.Pero al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí; y avisado en sueños, se retiró a la región de Galilea,
23.y fue a vivir en una ciudad llamada Nazaret; para que se cumpliese el oráculo de los profetas: Será llamado Nazoreo.

(15) vistas

Mateo – Capítulo 01

Mateo – Capítulo 01

1.Libro de la generación de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham:
2.Abraham engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob, Jacob engendró a Judá y a sus hermanos,
3.Judá engrendró, de Tamar, a Fares y a Zara, Fares engendró a Esrom, Esrom engendró a Aram,
4.Aram engendró a Aminadab, Aminadab engrendró a Naassón, Naassón engendró a Salmón,
5.Salmón engendró, de Rajab, a Booz, Booz engendró, de Rut, a Obed, Obed engendró a Jesé,
6.Jesé engendró al rey David. David engendró, de la que fue mujer de Urías, a Salomón,
7.Salomón engendró a Roboam, Roboam engendró a Abiá, Abiá engendró a Asaf,
8.Asaf engendró a Josafat, Josafat engendró a Joram, Joram engendró a Ozías,
9.Ozías engendró a Joatam, Joatam engendró a Acaz, Acaz engendró a Ezequías,
10.Ezequías engendró a Manasés, Manasés engendró a Amón, Amón engendró a Josías,
11.Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando la deportación a Babilonia.
12.Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel engendró a Zorobabel,
13.Zorobabel engendró a Abiud, Abiud engendró a Eliakim, Eliakim engendró a Azor,
14.Azor engendró a Sadoq, Sadoq engendró a Aquim, Aquim engendró a Eliud,
15.Eliud engendró a Eleazar, Eleazar engendró a Mattán, Mattán engendró a Jacob,
16.y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo.
17.Así que el total de las generaciones son: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.
18.La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo.
19.Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto.
20.Así lo tenía planeado, cuando el Angel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo.
21.Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.»
22.Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta:
23.Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: «Dios con nosotros.»
24.Despertado José del sueño, hizo como el Angel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer.
25.Y no la conocía hasta que ella dio a luz un hijo, y le puso por nombre Jesús.

(29) vistas