Novena a nuestra Señora del Carmen

Novena a nuestra Señora del Carmen

 

Virgen del Carmen
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu
Santo. Amén.

Oración Inicial

Oración al inicio de la novena cada día.

ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero,
Creador, Padre y Redentor mío, por ser Tú
quien eres y porque te amo sobre todas las cosas,
me pesa de todo corazón haberte ofendido; propongo
firmemente nunca más pecar, apartarme
de todas las ocasiones de ofenderte, confesarme
y cumplir la penitencia que me fuera impuesta.
Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción
de todos mis pecados, y, así como lo
suplico, así confío en tu bondad y misericordia
infinita que los perdonarás, por los méritos de
tu preciosísima sangre, pasión y muerte, y me
darás gracia para enmendarme y perseverar en
tu santo amor y servicio, hasta el fin de mi vida
Amén.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Oh Virgen María, Madre de Dios y Madre también
de los pecadores, y especial Protectora de
los que visten tu sagrado Escapulario; por lo que
su divina Majestad te engrandeció, escogiéndote
para verdadera Madre suya, te suplico me
alcances de tu querido Hijo el perdón de mis pecados,
la enmienda de mi vida, la salvación de
mi alma, el remedio de mis necesidades, el consuelo
de mis aflicciones y la gracia especial que
pido en esta Novena, si conviene para su mayor
honra y gloria, y bien de mi alma: que yo, Señora,
para conseguirlo me valgo de vuestra intercesión
poderosa, y quisiera tener el espíritu de
todos los ángeles, santos y justos a fin de poder
alabarte dignamente; y uniendo mis voces con
sus afectos, te saludo una y mil veces, diciendo:

Rezar tres Avemarías…

 Día Primero       –         Día Segundo    –       Día Tercero
Día Cuarto         –          Día Quinto       –         Día Sexto
Día Séptimo      –           Día Octavo      –        Día Noveno

Seguir leyendo Novena a nuestra Señora del Carmen

(180) vistas

Imágenes Relacionadas:

Juan 20,24-29 – Dichosos los que crean

Dichosos los que crean

“Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!» Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»

Sábado de la 13ra semana del T. Ordinario – Santo Tomás| 03 de Julio del 2021 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

Dichosos los que crean

¿Por qué somos escépticos? Hay cosas que nos resultan prácticamente imposibles de creer. Esto pasa aquí con Tomás. ¿Cómo creer que Cristo ha resucitado? Hay algo en la cabeza de Tomas que le impide creer. No puede ser, aunque todos lo afirmen. Hay algo extraño.

Tomas acompañó en sus correrías a Jesús. Debió ver más de uno de los milagros portentosos de Jesús. Sin embargo se resiste a creer que haya resucitado, tal como lo había anticipado. ¿Es que lo anterior había sido posible, más no que resucite? ¿Por qué?

Nos atrevemos a insinuar que Tomás está decepcionado, como seguramente la mayoría de los que siguieron a Jesús. Es que él, como muchos, incluso Judas, esperaba otra cosa de Jesús. Esperaban que se defienda. Esperaban la instauración del Reino de Dios.

Seguir leyendo Juan 20,24-29 – Dichosos los que crean

(159) vistas

Imágenes Relacionadas:

Mateo 9,9-13 – los pecadores

los pecadores

«No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Vayan, aprendan lo que significa «misericordia quiero y no sacrificios»: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

Viernes de la 13ra semana del T. Ordinario| 02 Julio del 2021 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

los pecadores

¿Cómo ilumina el día de hoy la Palabra del Señor? Hay momentos en que lo vemos de modo evidente. Esperamos poderlo comunicar. Hoy somos testigos del encuentro con Leví, a quien Jesucristo llama Mateo, quien era un recaudador de impuestos.

Estamos frente a un individuo como muchos de nosotros, muy bien instalado y gozando seguramente de los privilegios de estar sirviendo al poder de turno. No solo recaudaba impuesto, sino que estos eran para la potencia enemiga que ocupaba su territorio.

Situación más antipática difícilmente podemos imaginar. Sin embargo, Jesucristo se fijó en él y lo llamo. Tampoco oculta Jesús su reunión con él, sino que en compañía de todos come con él. Entre tanto, qué estaría pasando por la cabeza de Mateo.

Seguir leyendo Mateo 9,9-13 – los pecadores

(313) vistas

Imágenes Relacionadas: