Rezo diario del Santo Rosario

Beneficios del Santo Rosario

Después de la Palabra de Dios y los Sacramentos, entre los que contamos el Infinito Don de la Eucaristía, sin duda el instrumento, la herramienta, el recurso más poderoso que tenemos todos los cristianos es el Santísimo Rosario. Podemos rezarlo todos los días, incluso varias veces al día para alejar de nosotros todo mal, especialmente las asechanzas del Demonio. El Rosario es el instrumento para alejarnos de todos los vicios, formar nuestro carácter y acercarnos a Cristo por medio de la Santísima Virgen María, Su madre y por lo tanto, madre nuestra.

Se puede rezar el Rosario en cualquier lugar e incluso a solas. Sin embargo el modo en que más conmueve al corazón inmaculado de la Santísima Virgen María es en familia. Si no podemos hacerlo en familia hagámoslo en comunidad. Aquí te ofreceos la oportunidad de hacerlo con hermanos de todo el mundo, que como tú, amamos a nuestra Santa Madre.

Seguir leyendo Rezo diario del Santo Rosario

(12) vistas

tumbas sin señal – Lucas 11,42-46

tumbas sin señal

“¡Ay de ustedes, fariseos, que les encantan los asientos de honor en las sinagogas y las reverencias por la calle! ¡Ay de ustedes, que son como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!”

Miércoles de la 28va Semana de T. Ordinario | 14 de Octubre del 2020 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

  • Gálatas 5,18-25
  • Salmo 1,1-2.3.4.6
  • Lucas 11,42-46

Reflexión sobre las lecturas

tumbas sin señal

En la primera lectura San Pablo nos exhorta a vivir según el Espíritu. . Si recordamos lecturas de evangelio anteriores, el Señor nos presenta al Espíritu Santo como la mayor Bendición. No hay nada más apetecible, ni mayor Don que el recibir el Espíritu Santo de Dios.

Por ello, quien tiene al Espíritu y se rige por Él, no está sujeto a las leyes. ¿Por qué? Porque el Espíritu es superior a toda ley. El Espíritu va más allá de toda ley. Dicho de otro modo, El Espíritu no necesita de ley que le obligue. Se anticipa a esta; la hace inútil.

En otras palabras, el verdadero cristiano, el verdadero discípulo de Cristo, no está sujeto a las leyes humanas. No es que las desprecie o las incumpla, sino que se sujeta a una ley superior, la de Dios, comunicada por el Espíritu. Ninguna ley puede contradecir al Espíritu.

Seguir leyendo tumbas sin señal – Lucas 11,42-46

(9) vistas