San Mateo 25,14-30 – Los Talentos

Los Talentos

En el Evangelio de San Mateo 25,14-30 el Señor nos hace recuerdo que los talentos que hemos recibido hemos de ponerlos en juego íntegramente, de modo que al final podamos decir con certeza que nada de lo que recibimos nos lo guardamos para nosotros, sino que por el contrario lo dimos todo, sin esperar nada a cambio.

Los talentos
Los talentos

Seguir leyendo San Mateo 25,14-30 – Los Talentos

(31) vistas

Lucas 18,1-8 – Orar siempre

Orar siempre

En el Evangelio de Lucas 18,1-8 El Señor nos invita a orar siempre, lo que luego de reflexionar profundamente inspirados en Su Palabra y guiados por el Espíritu Santo, ha de significar en nuestras vidas algo tan importante o más que el oxígeno que inhalamos cada vez que respiramos.

Orar siempre
Orar siempre

Seguir leyendo Lucas 18,1-8 – Orar siempre

(44) vistas

Lucas 17,26-37 – Los signos de los tiempos

Los signos de los tiempos

En el Evangelio de hoy, tomado de Lucas 17,26-37 el Señor no invita a prestar atención a los signos de los tiempos para poder preveer con anticipación la estrategia a seguir cuando llegue el momento de enfrentar al enemigo. No podemos permanecer impasibles y quietos cuando vemos que ocurren tantas cosas a nuestro alrededor. No seamos indiferentes. No busquemos la solución en otro lado, cuando es posible que estemos precisamente allí porque somos nosotros la solución. Impliquémonos!

(34) vistas

Lucas 17,20-25 – El Reino de Dios

El Reino de Dios

El Señor nos revela en el Evangelio de Lucas 17,20-25 que el Reino de Dios está entre nosotros y por lo tanto no debemos ir a buscarlo cuando oigamos voces que nos dicen que está aquí o allá. Hemos de reflexionar en estas palabras que nos deben llevar a asumir una forma de proceder y actuar entre nosotros, dado que es precisamente allí que se encuentra el Reino. El desafío para alcanzarlo está más próximo de lo que pensamos y tiene que ver sobre todo con quienes tratamos cotidianamente.

 

(37) vistas

Lucas 17,11-19 – Agradezcamos a Dios

Agradezcamos a Dios

Agradezcamos a Dios es la reflexión que hoy nos trae el Evangelio de Lucas 17,11-19 tomando conciencia de todo lo que hemos recibido de Sus Benditas Manos en abundancia. Debemos partir por reconocer que no seríamos nada, ni si quiera existiríamos, si no fuera por Su Santísima Voluntad. Ello nos debe llevar a la conclusión que Dios solo pudo crearnos por amor y siendo así, lo más importante sería confiar en Él, discernir Su Voluntad para nuestras vidas -el propósito de nuestra existencia-, para cumplirla.

 

(60) vistas

Imágenes Relacionadas:

Lucas 17,7-10 – Siervo inútil

Siervo inútil

El Señor nos recuerda en el Evangelio de hoy Lucas 17,7-10 que nuestra actitud en la vida ha de ser la del siervo inútil que hace lo que tiene que hacer. Amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos, no es algo que debemos hacer para recibir un reconocimiento, sino nuestro deber. Ese es el Camino a la Vida Eterna, tal como nos lo enseña Jesús. Por lo tanto,lo sensato es que hagamos lo que Dios nos manda. Sería de necios pretender tomar otro camino.

 

(44) vistas

Lucas 17,1-6 – No inducir al pecado

No inducir al pecado

En el evangelio de la fecha, tomado de Lucas 17,1-6 el Señor nos invita a reflexionar en tres cuestiones relacionadas:  No inducir al pecado y mucho menos a los mas débiles. Perdonar todas las veces que nos pidan perdón a nuestros hermanos y finalmente obrar de este modo por la fe que tenemos en la Palabra de Jesucristo y Sus revelaciones, porque solo entonces, alineados con la Voluntad de Dios, podremos hacer todo y nada nos resultara imposible. Es una cuestión de fe que, por lo tanto, debemos pedir.

 

(53) vistas

Mateo 25,1-13 – Vivir con prudencia

Vivir con prudencia

En el Evangelio del Domingo XXXII del Tiempo Ordinario, tomado de Mateo 25,1-13 el Señor nos enseña a vivir con prudencia, aquella que tiene puesta sus ojos en la Voluntad de Dios Padre, que es distinta a la de los hombres. Es de necios atesorar riquezas, propiedades y todo aquello que habremos de perder irremediablemente al morir,y descuidar lo más importante, es decir lo único que nos puede permitir alcanzar la Vida Eterna: el amor.

 

(32) vistas