San Lucas 18,35-43 – que vea

que vea

Qué difícil se le hace al hombre caminar sin ver. Eso es algo que los ciegos comprenden en carne propia mejor que nadie, tal como nos lo recuerda el Evangelio de Lucas 18,35-43. Por eso, quien vive esta desgracia por alguna razón en la vida, no puede tener mejor anhelo que el que declara el ciego de Jericó: Señor, que vea.

Que vea
Que vea

Seguir leyendo San Lucas 18,35-43 – que vea

(39) vistas

Imágenes Relacionadas: