Lucas 12,39-48 – estén preparados

…si el dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada».

Texto del evangelio Lc 12,39-48 – estén preparados

39. Entiéndalo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa.
40. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada».
41. Pedro preguntó entonces: «Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?».
42. El Señor le dijo: «¿Cuál es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno?
43. ¡Feliz aquel a quien su señor, al llegar, encuentra ocupado en este trabajo!
44. Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes.
45. Pero si este servidor piensa: «Mi señor tardará en llegar», y se dedica a golpear a los servidores y a las sirvientas, y se pone a comer, a beber y a emborracharse,
46. su señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigará y le hará correr la misma suerte que los infieles.
47. El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto, recibirá un castigo severo.
48. Pero aquel que sin saberlo, se hizo también culpable, será castigado menos severamente. Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho, se le reclamará mucho más.

Reflexión: Lc 12,39-48

lucas-12-39
Lucas 12,39-48 estén preparados

Debemos estar siempre esperando al Señor. Esto solo lo conseguiremos si damos trato amable y comprensivo a nuestros trabajadores. El papel de los que ejercemos cargos jerárquicos es el de servidores.

Solo estaremos preparados en la medida en que siempre obremos con justicia, no la de los hombres, sino la del Señor. ¿En qué consiste? En que los que ejercen la autoridad lo hagan con tino, con mesura, teniendo en cuenta la voluntad de quien los puso en tal cargo.

Si todo viene de Dios, hemos de proceder conforme a la voluntad de Dios con todo. Esto quiere decir que tanto si estamos arriba, como si estamos abajo, si recibimos mucho o si recibimos poco, todo lo debemos poner en juego para mayor Gloria de Dios.

…si el dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada»

Seguir leyendo Lucas 12,39-48 – estén preparados

(214) vistas