Lucas 21,5-11 – no quedará piedra sobre piedra

Texto del evangelio Lucas 21,5-11 – no quedará piedra sobre piedra

5. Como dijeran algunos, acerca del Templo, que estaba adornado de bellas piedras y ofrendas votivas, él dijo:
6. «Esto que ven, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea derruida.»
7. Le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo sucederá eso? Y ¿cuál será la señal de que todas estas cosas están para ocurrir?»
8. Él dijo: «Miren, no se dejen engañar. Porque vendrán muchos usurpando mi nombre y diciendo: “Yo soy” y “el tiempo está cerca”. No les sigan.
9. Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones, no se aterren; porque es necesario que sucedan primero estas cosas, pero el fin no es inmediato.»
10. Entonces les dijo: «Se levantará nación contra nación y reino contra reino.
11. Habrá grandes terremotos, peste y hambre en diversos lugares, habrá cosas espantosas, y grandes señales del cielo.

Reflexión: Lucas 21,5-11

Lejos de aterrorizarnos y llenarnos de miedo, que es como generalmente somos persuadidos a tomar estos versículos, el Señor nos quiere advertir sobre lo efímero que es todo cuanto podemos ver o atesorar, incluso las obras más colosales y representativas del mundo, como era el Templo para aquellos interlocutores, tienen fecha de caducidad. ¿Cómo dejar de pensar ahora mismos en la famosas Torres Gemelas, destruidas por los atentados terroristas del 11 de setiembre? Ello nos debe conducir a reflexionar que no hay nada, absolutamente nada, en este mundo que valga la pea admirar o apreciar de tal modo que cifremos en ello nuestra existencia y que por lo tanto nos aterre su pérdida. Todo pasará un día, sin que ello tengamos que tomarlo como señales del fin del universo, que desde luego llegara algún día. Esto no nos debe preocupar, porque sabemos que pasará. ¿En qué debemos centrar nuestra atención entonces? En la vida, en aquello que efectivamente es irrecuperable, que hemos recibido en administración temporal y de la que debemos rendir cuentas a su fin, que llegará tan de pronto y veloz como un abrir y cerrar de ojos. «Esto que ven, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea derruida.»

Seguir leyendo Lucas 21,5-11 – no quedará piedra sobre piedra

(116) vistas