Lucas 18,35-43 – Ve. Tu fe te ha salvado

Texto del evangelio Lc 18,35-43 – Ve. Tu fe te ha salvado

35. Sucedió que, al acercarse él a Jericó, estaba un ciego sentado junto al camino pidiendo limosna;
36. al oír que pasaba gente, preguntó qué era aquello.
37. Le informaron que pasaba Jesús el Nazareno
38. y empezó a gritar, diciendo: «¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!»
39. Los que iban delante le increpaban para que se callara, pero él gritaba mucho más: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!»
40. Jesús se detuvo, y mandó que se lo trajeran y, cuando se hubo acercado, le preguntó:
41. «¿Qué quieres que te haga?» Él dijo: «¡Señor, que vea!»
42. Jesús le dijo: «Ve. Tu fe te ha salvado.»
43. Y al instante recobró la vista, y le seguía glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al verlo, alabó a Dios.

Reflexión: Lc 18,35-43

Vamos aprendiendo a reconocer el modo de hablar de Jesús. Sus Palabras siempre van más allá de lo evidente, porque el ve el mundo desde una perspectiva distinta, desde la perspectiva Divina, como le corresponde al Hijo de Dios. Él no se queda en la superficie, en lo suntuario, en lo anecdótico, sino que va a lo más profundo de nuestro ser, de nuestra naturaleza y nuestros pensamientos. Incluso podemos decir que es monotemático, porque está enfocado en una sola cosa, en lo más importante, como debíamos hacerlo todos. Él ha venido con un solo propósito enviado por el Padre: Salvarnos. Todo lo que hace, cada palabra, cada gesto está orientado a ese fin. Esta es una lección que debemos aprender de Su ejemplo. Ordenar la vida, priorizando aquello que es fundamental y trascendente. Cotidianamente vemos que nos cuesta mucho trabajo hacerlo, por eso somos incoherentes y muchas veces andamos como extraviados. Porque, como diría San Pablo, hacemos el mal que no queremos y el bien que queremos no lo hacemos. Nos falta firmeza en nuestras decisiones y a veces claridad para dilucidar lo que es correcto, distinguiendo la Verdad de la mentira y el engaño. «¿Qué quieres que te haga?» Él dijo: «¡Señor, que vea!» Jesús le dijo: Ve. Tu fe te ha salvado.

Seguir leyendo Lucas 18,35-43 – Ve. Tu fe te ha salvado

(72) vistas