Lucas 11,47-54 – se han llevado la llave de la ciencia

Texto del evangelio Lc 11,47-54 – se han llevado la llave de la ciencia

47. «¡Ay de ustedes, porque edifican los sepulcros de los profetas que sus padres mataron!
48. Por tanto, son testigos y están de acuerdo con las obras de sus padres; porque ellos los mataron y ustedes edifican.
49. «Por eso dijo la Sabiduría de Dios: Les enviaré profetas y apóstoles, y a algunos los matarán y perseguirán,
50. para que se pidan cuentas a esta generación de la sangre de todos los profetas derramada desde la creación del mundo,
51. desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, el que pereció entre el altar y el Santuario. Sí, les aseguro que se pedirán cuentas a esta generación.
52. «¡Ay de ustedes, los legistas, que se han llevado la llave de la ciencia! No entran ustedes, y a los que están entrando se lo han impedido.»
53. Y cuando salió de allí, comenzaron los escribas y fariseos a acosarle implacablemente y hacerle hablar de muchas cosas,
54. buscando, con insidias, cazar alguna palabra de su boca.

Reflexión: Lc 11,47-54

Sigue el Señor arremetiendo contra fariseos y legistas, y es que son una escoria. Diríamos que son para Jesús la encarnación del cinismo y no hay nada peor para Él que el engaño. ¿Por qué será que para nosotros se ha vuelto moneda corriente y si marcamos alguna diferencia entre el común de las gentes es por el grado y cantidad de mentiras que normalmente sostienen? Hemos perdido escrúpulos y en el Perú hemos bautizado como “viveza criolla” –un apelativo ambiguo- a las tretas, estratagemas y engaños de los que se vale la gente para obtener lo que quiere. Todo vale, a condición que te lo permitan. La gente miente y engaña descaradamente y no pasa nada. Por el contrario, parece que nos vamos volviendo cada vez más tolerantes a la mentira y a toda clase de maniobras cínicas, siniestras y vergonzosas cometidas por hombres y mujeres públicas. Las reconocemos como hechos o estrategias “políticas”, con lo que ya nadie las cuestiona y todos terminan por aceptarlas. En la conciencia de la mayoría de las personas va quedando grabada la idea que la política ha de servir para ascender social y económicamente, situación con la que muchos sueñan, como único medio para salir del anonimato y las dificultades que confrontan. De allí que implícitamente se santifiquen los medios de los que se valen los políticos para alcanzar sus fines, mientras tenga el poder suficiente para mantener su posición, sin que importe mucho si son justos, éticos o morales. El que puede, puede. «¡Ay de ustedes, los legistas, que se han llevado la llave de la ciencia! No entran ustedes, y a los que están entrando se lo han impedido.»

Seguir leyendo Lucas 11,47-54 – se han llevado la llave de la ciencia

(139) vistas