Lucas 11,1-4 – Padre

Texto del evangelio Lc 11,1-4 – Padre

1. Y sucedió que, estando él orando en cierto lugar, cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: «Señor, ensénanos a orar, como enseñó Juan a sus discípulos.»
2. Él les dijo: «Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino,
3. danos cada día nuestro pan cotidiano,
4. y perdónanos nuestros pecados porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentación.»

Reflexión: Lc 11,1-4

Palabreamos mucho cuando se trata de dirigirnos a Dios. No sabemos por dónde empezar y si no presentamos un extenso “pliego de reclamos”, no sabemos qué decir. Como el Señor mismo nos anima a pedir, no tenemos cuando terminar; veinte veces y de diversas maneras pedimos lo mismo. Reconozcámoslo: no sabemos orar. Es que yo no tengo que idear fórmulas ni seguir un estilo cuando me dirijo a mi papá, ¿por qué habría de hacerlo con Dios que es nuestro Padre? Veamos; hemos constatado en múltiples ocasiones que el Señor tiene una perspectiva distinta a la nuestra, lo que nos ha llevado a concluir en que es preciso conocerlo para anticipar cuál será su modo de enfocar cada situación y qué tendríamos que hacer, si hemos de hacer lo que nos manda. Como ocurre con nuestros seres queridos, los haremos felices si nos anticipamos y hacemos lo que les gusta, lo que quieren o necesitan. Es verdad que Dios no necesita nada de lo que pudiéramos hacer u ofrecer, pero a nosotros nos interesa hacer Su Voluntad, porque esta es la única garantía de hacer lo correcto y finalmente alcanzar la Vida Eterna. Configurarnos con el Señor es nuestro ideal; es decir: ver, pensar y actuar como Él lo haría en toda ocasión. Nadie nace sabiendo y seguramente habrá situaciones nuevas y desconcertantes, pero si toda la vida nos empeñamos en alcanzar este propósito, sin duda nos iremos aproximando cada vez más a esto que en buena cuenta es la perfección o la santidad. Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano…

Seguir leyendo Lucas 11,1-4 – Padre

(75) vistas