Mateo 18,1-5.10 – Guárdense de menospreciar a uno de estos pequeños

Texto del evangelio Mt 18,1-5.10 – Guárdense de menospreciar a uno de estos pequeños

1. En aquel momento se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron: «¿Quién es, pues, el mayor en el Reino de los Cielos?»
2. El llamó a un niño, le puso en medio de ellos
3. y dijo: «Yo les aseguro: si no cambian y se hacen como los niños, no entrarán en el Reino de los Cielos.
4. Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el Reino de los Cielos.
5. «Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe.
10. « Guárdense de menospreciar a uno de estos pequeños; porque yo les digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos.

Reflexión: Mt 18,1-5.10

Si queremos saber cómo debemos proceder para alcanzar el Reino de los cielos, solo debemos observar a un niño. Es realmente una paradoja, porque nosotros estamos empeñados en transformar a los niños en adultos, mientras más temprano mejor, y sin embargo lo que el Señor nos pide es ser como niños para alcanzar la Vida Eterna. Esto quiere decir que para actuar con coherencia y propiedad, tal como Dios quiere, debemos preservarnos como niños, si es posible toda nuestra vida. ¿Cómo lograrlo, cuando no bien empezamos a andar ya nos ponen en un colegio, de modo tal que nos resulte más fácil adaptarnos a la primaria, a la disciplina y los estudios escolares? Andamos obsesionados con hacer que los niños se conviertan en adultos, no solamente físicamente, sino espiritual y culturalmente. Y, hacernos adultos es adecuarnos a un molde, para convertirnos en una especie de adoquín o ladrillo, como todos los demás que finalmente sostienen el andamiaje del Sistema en el que vivimos. Así, en muchos aspectos, todos parecemos cortados por la misma tijera y pareciera que el éxito del sistema educativo fuera precisamente alcanzar esta uniformidad, que garantiza que las cosas sigan funcionando igual, en muchos aspectos, como si estos fueran los únicos correctos y adecuados. Guárdense de menospreciar a uno de estos pequeños; porque yo les digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos.

Seguir leyendo Mateo 18,1-5.10 – Guárdense de menospreciar a uno de estos pequeños

(103) vistas