Lucas 9,7-9 – Quién es, pues, éste

Texto del evangelio Lc 9,7-9 – Quién es, pues, éste

7. Se enteró el tetrarca Herodes de todo lo que pasaba, y estaba perplejo; porque unos decían que Juan había resucitado de entre los muertos;
8. otros, que Elías se había aparecido; y otros, que uno de los antiguos profetas había resucitado.
9. Herodes dijo: «A Juan, le decapité yo. ¿ Quién es, pues, éste de quien oigo tales cosas?» Y buscaba verle.

Reflexión: Lc 9,7-9

La pregunta que se hace Herodes es la misma que debíamos hacernos nosotros y aunque es verdad, seguramente no somos culpables de tan gran crimen, como el de haber mandado decapitar a nadie, para que nos resulte imposible creer que se trata de alguien a quien nos encargamos de silenciar, no nos faltarán razones para observar que se trata nuevamente de alguien que ya habíamos dado por sepultado y superado. Y es que la Voluntad de Dios se abre paso tanto en la Historia General de la Humanidad, como en nuestra propia historia personal. Más allá que lo queramos o no, que nos guste o no, que lo entendamos o no, el Plan de Dios sigue su curso y se cumplirá con nuestra aceptación y participación o sin ella. De allí que si nos alejamos de Dios, veremos que Él se aproximará a nosotros a lo largo de nuestras vidas, en forma recurrente y tomando diferentes aspectos, ya sea a través de un familiar cercano, como puede ser nuestra propia pareja, o de algún amigo o compañero de trabajo. Siempre habrá alguien o alguna situación que nos haga recordar el mal que hicimos, mientras no lo confesemos y pidamos sinceramente perdón por ello. No hay modo de evitarlo, porque en el Plan de Dios está que la Verdad salga a la luz tarde o temprano, porque esta terminará venciendo a las tinieblas y nadie podrá impedirlo por siempre. Herodes dijo: «A Juan, le decapité yo. ¿ Quién es, pues, éste de quien oigo tales cosas?» Y buscaba verle.

Seguir leyendo Lucas 9,7-9 – Quién es, pues, éste

(237) vistas