Mateo 5,38-42 – no resistan al mal

Texto del evangelio Mt 5,38-42 – no resistan al mal

38. «Han oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente.
39. Pues yo les digo: no resistan al mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra:
40. al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica déjale también el manto;
41. y al que te obligue a andar una milla vete con él dos.
42. A quien te pida da, y al que desee que le prestes algo no le vuelvas la espalda.

Reflexión: Mt 5,38-42

El Reino de los Cielos es cosa muy seria y el Señor no se anda con miramientos. Nos pone desde el comienzo una valla muy alta. No es cosa de juego. Hay que pensarlo bien y tomar una decisión de una vez por todas. Tenemos que ser honestos en reconocer que cambia todas las reglas a las que estamos acostumbrados y nos pone en aprietos. En forma automática y sin reflexionar no nos brota actuar como el Señor nos propone, porque desde muy niños hemos aprendido a no dejar que nadie se aproveche de nosotros, que nadie nos pise en poncho, como se dice en Perú. Nuestros padres nos lo enseñaron y seguramente hicieron muy bien, desde la perspectiva mundana, pero el seguimiento de Jesús demanda otros criterios, otras exigencias. La iniciativa que nos manda ha de ser desconcertante para nuestros enemigos, para quienes quieren abusar de nosotros, porque en vez de oponer resistencia y responder con violencia, que es lo que todo el mundo esperaría, nuestra respuesta debe ser activamente pacífica. No respondemos al mal con mal, no por tontos, ni por miedosos, sino porque queremos cumplir con lo que nos manda Jesús, porque esta es la única manera de sembrar la paz y de vencer finalmente a los malvados, abusivos, agresivos y violentos. Jesucristo así lo demuestra. ¿Podremos resistir? ¿Hasta qué momento, hasta qué grado? Porque tendrá que haber un límite ¿no es verdad? ¿Y si nuestro agresor no se cansa y por el contrario exige más, nos violenta más, qué haremos? La respuesta de Jesús ya ha sido dada, aun cuando en la práctica nos resistamos a creerla. ¿Estamos dispuestos a adoptar esta exigencia en nuestras vidas? Pues yo les digo: no resistan al mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra

Seguir leyendo Mateo 5,38-42 – no resistan al mal

(264) vistas