San Lucas 21,12-19 – Los perseguirán

noviembre 29, 2017

Los perseguirán

En el Evangelio de Lucas 21,12-19 el Señor nos advierte y hace notar sin ninguna reserva que encontraremos oposición en el seguimiento del Camino que Él nos propone. Los perseguirán, los detendrán, los enviarán a la cárcel y hasta los matarán por causa de Mi Nombre. Ser cristiano por lo tanto no es caminar en un lecho de rosas, sino
afrontar día a día con valentía y perseverancia todo aquello que demanda hacer la Voluntad de Dios.

Los perseguirán

Los perseguirán

(4) vistas

Sigue leyendo

Lucas 21,12-19 – entregados hasta por sus propios padres y hermanos

noviembre 23, 2016

Entregados hasta por sus propios padres y hermanos

Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán. Serán odiados por todos a causa de mi Nombre.

Texto del evangelio Lc 21,12-19

12. Pero antes de todo eso, los detendrán, los perseguirán, los entregarán a las sinagogas y serán encarcelados; los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre,
13. y esto les sucederá para que puedan dar testimonio de mí.
14. Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa,
15. porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir.
16. Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán.
17. Serán odiados por todos a causa de mi Nombre.
18. Pero ni siquiera un cabello se les caerá de la cabeza.
19. Gracias a la constancia salvarán sus vidas.

Reflexión: Lc 21,12-19

lucas-21-16

Lucas 21,12-19 Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos

El Señor describe cuál ha de ser el itinerario esperado de todo cristiano. Estas palabras deben ponernos en guardia, no para cuidarnos que no se cumplan, sino todo lo contrario. Si nos decimos cristianos y nada de esto pasa, tal vez debemos revisar lo que hacemos.

Es que el buen cristiano ha de ser motivo de escándalo. No del tipo aquél que anda siempre en borracheras, orgías y francachelas, sino por constituir una verdadera piedra en el zapato de la sociedad y la familia con la que convive.

El “cristiano” acomodado, aquel que a todos cae bien, por lo simpático y permisivo, será cualquier cosa, menos cristiano. ¡No podemos tratar de quedar bien con Dios y con el Diablo! Hemos de definirnos y adoptar una posición clara.

Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán. Serán odiados por todos a causa de mi Nombre.

(98) vistas

Sigue leyendo