Mateo 18,21-19,1 – Movido a compasión

agosto 17, 2017

Movido a compasión

“Ten paciencia conmigo, que todo te lo pagaré.” Movido a compasión el señor de aquel siervo, le dejó en libertad y le perdonó la deuda.

mateo-18-29

Mateo 18,21-19,1 Movido a compasión

Mateo – Capítulo 18

Reflexión: Mateo 18,21-19,1

De un momento a otro, hemos empezado a dar tanta importancia a los derechos, que parece que estos gobernaran nuestras vidas y que todo se redujera a exigirlos y respetarlos. Esta es la gran idolatría de nuestro tiempo. Hemos sacado al Amor y a Dios del centro, para ponernos a nosotros y nuestros derechos.

Cuando el hombre se encasilla de tal modo en sus conceptos y en ideologías construidas para preservar sus preferencias, inclinaciones o costumbres, pierde la perspectiva de la realidad y de la vida. No somos nosotros mismos el fin de la vida, sino Dios, al que llegamos amando al prójimo.

Esto es lo que nos hemos empeñado en confundir, con la ayuda de la perniciosa Ideología de Género, cuya existencia sus principales operadores se dedican a negar, pero que evidentemente existe, tal como lo podemos constatar en la vida cotidiana.

Sea por una conspiración –como muchos sostienen-, o porque han confluido una serie de circunstancias y movimientos, el hecho incontrovertible es que estamos ante una poderosa Ideología Totalitaria que se viene imponiendo a toda la humanidad desde el poder.

La concertación ha sido más sencilla de lograr de lo que imaginamos. Bastó reunir a las personas adecuadas en varias conferencias en la ONU a fines del siglo pasado. Un puñado de tecnólogos y profesionales progres, representantes de movimientos LGTBI y feministas lograron sentar las bases de lo que se viene imponiendo desde la cúpula de aquél Organismo Mundial.

(21) vistas

Sigue leyendo

Mateo 13,47-53 – separarán a los malos de entre los justos

agosto 3, 2017

Separarán a los malos de entre los justos

Así sucederá al fin del mundo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de entre los justos y los echarán en el horno de fuego

mateo-13-49

Mateo 13,47-53 – separarán a los malos de entre los justos

Mateo – Capítulo 13

Reflexión: Mateo 13,47-53

Vamos a reflexionar lo que hoy nos revela el Señor. Detengámonos en lo figura que utiliza para presentarnos el Reino de los Cielos. No basta un solo objeto, ni una acción. Son un conjunto de objetos y actividades realizadas las que nos permiten reconocer el Reino.

No es solamente la red. Tampoco es solamente la acción de pescar con la ayuda de una red, que es capaz de atrapar muchos peces de diferentes tamaños y especies, no todos comestibles, desde luego. Es preciso seleccionar.

Tampoco es exclusivamente la selección. Se trata de todo un proceso, toda una faena que culmina cuando los malos son separados de los justos y arrojados al fuego. Solo hay fuego para estos últimos, que ciertamente lo sufrirán entre llantos y rechinar de dientes.

Los malos son separados y arrojados al lugar que les corresponde. No habla de los que hicieron los malos, pero sí de los otros, a los que no caracteriza como buenos, es decir la antípoda de malos, sino de justos. Otro elemento sobre el cual meditar.

¡No basta ser buenos! No es suficiente. Hay que ser justos. La justicia va más allá de la bondad que podría reducirse a no hacer mal. El justo solo puede serlo porque en su proceder se cuida de ser equitativo y dar a cada quien lo que necesita.

(5) vistas

Sigue leyendo

Mateo 13,31-35 – oculto desde la creación del mundo

julio 31, 2017

Oculto desde la creación del mundo

…nada les hablaba sin parábolas, para que se cumpliese el oráculo del profeta: Abriré en parábolas mi boca, publicaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo.

mateo-13-34

Mateo 13,31-35 oculto desde la creación del mundo

Mateo – Capítulo 13

Reflexión: Mateo 13,31-35

El Señor nos sigue hablando del Reino y como siempre, en parábolas. Este es un modo de hablar propio de Jesucristo, el Hijo de Dios, que tiene la capacidad de decir a todo el mundo algo distinto y según lo que necesita.

Las palabras del Señor son fuente de vida eterna. Es el único que tiene la capacidad de comunicar mensajes que no tienen principio ni fin en el tiempo, ni en el espacio. Sus palabras son aplicables a todo tiempo y lugar, del mismo modo que a toda persona sin importar edad, condición social o raza.

Todo hombre está capacitado para oír y entender las palabras del Señor, porque Él habla directamente al corazón de quien se dispone a oírlo. Es la impronta de Dios la que nos dispone y capacita para oírle y entenderle. Nuestra alma tiene sed de Dios.

Hemos sido hechos por Dios y nuestra alma no descansará hasta no reunirse con Él. Ese es nuestro destino y por ello nuestro mayor anhelo es oírle, porque sus palabras nos dan consuelo, esperanza y paz. Pero es necesario que el hombre disponga su mente, alma y corazón para oírlo.

Parece fácil y sería muy sencillo si no fuera porque hay otras palabras y otras voces que pretenden distraernos, deslumbrarnos y ganarnos con otros mensajes, distintos y contrarios a la Palabra de Dios. Ellos pretenden alejarnos y acallar a Dios en nuestros corazones con mentiras y engaños. Buscan aislarnos, separarnos.

(31) vistas

Sigue leyendo

Mateo 10,7-15 – denlo gratis

julio 13, 2017

Denlo gratis

Curen enfermos, resuciten muertos, purifiquen leprosos, expulsen demonios. Gratis lo recibieron; denlo gratis. No procuren oro, ni plata, ni calderilla en sus fajas…

mateo-10-08

Mateo 10,7-15 denlo gratis

Mateo – Capítulo 10

Reflexión: Mateo 10,7-15

El Señor nos da un programa de trabajo. Nos da una serie de instrucciones muy precisas para que realicemos la tarea que nos encomienda de modo urgente y perentorio. No hay tiempo. Hay que priorizar.

¿Por qué decimos que no hay tiempo? ¿Cómo sustentamos esa impresión? Porque lo primero que nos dice es que debemos ir proclamando un mensaje muy preciso: que el Reino de los Cielos está cerca.

Alguien podrá decir ¿cómo puede sostenerse que esté cerca después de más de dos mil años? Lo que ocurre es que, si lo pensamos, esa cercanía puede tener por lo menos dos dimensiones: cercanía en el tiempo y cercanía en el espacio.

Tengamos presente que estamos reflexionando en torno al mensaje de Jesucristo, que es al mismo tiempo Dios y Hombre, por lo que su lenguaje y expresiones, siendo comprensibles para cualquiera, tienen un trasfondo que va más allá de los límites comunes.

Todo lo que hace el Señor hay que tomarlo en esa doble lectura, una natural y otra sobrenatural. Son dos vertientes a las que tenemos capacidad de acceder por los ojos y oídos de nuestra mente y de nuestro corazón.

(21) vistas

Sigue leyendo

Mateo 5,17-19 – dar cumplimiento

junio 14, 2017

Dar cumplimiento

No piensen que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.

mateo-05-17b

Mateo 5,17-19 dar cumplimiento

Mateo – Capítulo 05

Reflexión: Mateo 5,17-19

Lo primero en lo que reparamos es en que el Señor ha venido a cumplir una Misión. Él por algo está aquí entre nosotros. Ha venido obedeciendo a Dios Padre, para cumplir Su Voluntad. Esto lo iremos descubriendo, según lo vamos conociendo. Cabría preguntarnos: ¿quiere decir que Él de buena gana no hubiera venido?

Claro, se entiende que si ha venido cumpliendo la Voluntad del Padre, esta no tendría por qué necesariamente ser también Su Voluntad. Parece natural este proceder entre nosotros. Incluso podríamos llegar a pensar que viene forzado y de mala gana, a hacer algo que le han impuesto.

Pero, ocurre que no es así en las cosas de Dios. Es que para tratar de comprender esta lógica Divina, tenemos que desprendernos de nuestro modo humano, mundano de ver las cosas. Es algo que cuesta, pero que vamos aprendiendo y a lo que nos vamos acostumbrando según vamos conociendo al Señor.

Si dejamos nuestros prejuicios, nuestras reacciones humanas aprendidas en el mundo, que responde a un modo de ver muy limitado de las cosas y nos esforzamos en ver todo desde la óptica de Dios, nos estaremos aproximando a la Verdad, que es lo que Dios quiere para nosotros.

(15) vistas

Sigue leyendo

Mateo 5,20-26 – no entrarán en el Reino de los Cielos

marzo 10, 2017

No entrarán en el Reino de los Cielos

Porque les digo que, si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.

mateo-05-20

Mateo 5,20-26 no entrarán en el Reino de los Cielos

Puedes leer el Evangelio aquí. 

Reflexión: Mateo 5,20-26

¿Qué puede ser peor? Nuestro propósito, la razón de nuestras vidas si se quiere, es hacer los méritos suficientes para entrar en el Reino de los Cielos. La vida habrá o no valido la pena en función de este objetivo. Porque, ¿de qué nos sirve tener riqueza, poder, fama y todo lo que pudiéramos desear e imaginar en este mundo si finalmente no alcanzamos la Vida Eterna?

Si la Vida es el Don más preciado que hemos recibido de manos de Dios, el Don sobre todo Don, porque sin él nada tendría sentido, nada tendría importancia, ¿qué podemos decir de la Vida Eterna? ¿Qué otra cosa es entrar en el Reino de los Cielos, sino alcanzar la Vida Eterna? Todos tenemos la posibilidad de alcanzar esta meta, porque así lo ha querido Dios.

Sin embargo hay una condición que depende única y exclusivamente de nosotros. Una condición que ha de cumplirse para que alcancemos el fin para el cual fuimos creado por Dios. Recordemos que Dios nos creó por amor, para que seamos felices y vivamos eternamente. Él nos ama tanto, que ha puesto todo en nuestras manos.

Sin embargo, hay una condición. Y alguien dirá, sin detenerse a reflexionar y sin haber entendido completamente este mensaje. ¿Por qué Dios nos pone condiciones? Y no solamente eso, sino que se revelará y renegará contra Dios, argumentando que si Él nos creó por amor, no tendría por qué habernos puesto exigencias y condiciones. Y parecerá razonable su argumento, tantos que muchos lo seguirán.

(25) vistas

Sigue leyendo

Mateo 11,2-11 – se anuncia a los pobres la Buena Nueva

diciembre 11, 2016

Se anuncia a los pobres la Buena Nueva

los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena Nueva

Texto del evangelio Mt 11,2-11

2. Juan, que en la cárcel había oído hablar de las obras de Cristo, envió a sus discípulos a decirle:
3. «¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?»
4. Jesús les respondió: «Vayan y cuenten a Juan lo que oyen y ven:
5. los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena Nueva;
6. ¡y dichoso aquel que no halle escándalo en mí!»
7. Cuando éstos se marchaban, se puso Jesús a hablar de Juan a la gente: «¿Qué salieron a ver en el desierto? ¿Una caña agitada por el viento?
8. ¿Qué salieron a ver, si no? ¿Un hombre elegantemente vestido? ¡No! Los que visten con elegancia están en los palacios de los reyes.
9. Entonces ¿a qué salieron? ¿A ver un profeta? Sí, les digo, y más que un profeta.
10. Este es de quien está escrito: He aquí que yo envío mi mensajero delante de ti, que preparará por delante tu camino.
11. «En verdad les digo que no ha surgido entre los nacidos de mujer uno mayor que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el Reino de los Cielos es mayor que él.

Reflexión: Mt 11,2-11

mateo-11-5

Mateo 11,2-11 se anuncia a los pobres la Buena Nueva

¿Por qué a los pobres? ¿Por qué el Señor escogió nacer entre los pobres y anunciar la Buena Nueva a los pobres? ¿Es que condena la riqueza? ¿O es que condena a los ricos? Ni una ni otra. Lo que ocurre es que los hombres nos hacemos esclavos de lo que tenemos.

No importan cuanto podamos poseer, si mucho o poco. Seremos ricos, es decir, tendremos la misma actitud de los ricos, si creemos que cualquier cosa que poseemos es imprescindible para vivir. Solo una cosa es necesaria. Creer en Dios. Amar.

Nada, absolutamente nada de lo que podamos atesorar lo tuvimos antes de nacer, ni lo retendremos después de muertos. ¡Nada! Ni el agua, ni el aire. ¡Nada! Por lo tanto nada de ello es superior al Don de la vida que Dios nos dio. Es lo único que debemos aquilatar.

los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena Nueva

(45) vistas

Sigue leyendo

Mateo 8,5-11 – vendrán muchos del oriente y del occidente

noviembre 28, 2016

Vendrán muchos del oriente y del occidente

…no he encontrado a nadie en Israel con tanta fe. Yo se lo digo: vendrán muchos del oriente y del occidente para sentarse a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos

Texto del evangelio Mt 8,5-11

05. Al entrar Jesús en Cafarnaúm, se le acercó un centurión, suplicándole:
06. «Señor, mi muchacho está en cama, totalmente paralizado, y sufre terriblemente.»
07. Jesús le dijo: «Yo iré a sanarlo.»
08. El centurión contestó: «Señor, ¿quién soy yo para que entres en mi casa? Di no más una palabra y mi sirviente sanará.
09. Pues yo, que no soy más que un capitán, tengo soldados a mis órdenes, y cuando le digo a uno: Vete, él se va; y si le digo a otro: Ven, él viene; y si ordeno a mi sirviente: Haz tal cosa, él la hace.»
10. Jesús se quedó admirado al oír esto, y dijo a los que le seguían: «Les aseguro que no he encontrado a nadie en Israel con tanta fe.
11. Yo se lo digo: vendrán muchos del oriente y del occidente para sentarse a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos

Reflexión: Mt 8,5-11

mateo-8-10

Mateo 8,5-11 vendrán muchos del oriente y del occidente

Tan impresionante es la fe del centurión, como lo son las palabras del Señor. No tengamos dudas. Se salvarán muchos de oriente y occidente, es decir, de aquellos que aparentemente no tuvieron oportunidad de conocer a Jesús, como la tuvieron los israelitas, como la tenemos nosotros.

El Señor es Infinitamente Compasivo y Misericordioso. No sigue nuestras reglas, leyes y normas; no se ciñe a nuestra costumbre de solo saludar a quienes conocemos. Él ha venido por todos. Pero no nos confundamos; no nos forzará.

Que haya venido por todos no quiere decir que no importa cómo vivamos, que igual tendremos nuestro lugar reservado. No. Quiere decir que no hace distinción por sexo, raza, lugar de nacimiento, posición social o económica.

…no he encontrado a nadie en Israel con tanta fe. Yo se lo digo: vendrán muchos del oriente y del occidente para sentarse a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos

(58) vistas

Sigue leyendo