Juan 16,12-15 – Los guiará hasta la verdad completa

mayo 9, 2018

Los guiará hasta la verdad completa

“Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, los guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y les anunciará lo que ha de venir.”

Miércoles de la 6ta Semana de Pascua | 09 Mayo 2018 | Por Miguel Damiani

Lecturas de la Fecha:

Reflexión sobre las lecturas

Los guiará hasta la verdad completa

Son seguramente muchas las ocasiones en la que Cristo nos presenta la Trinidad. Esta es una, en la que podemos ver la relación que hay entre las tres Personas de la Santísima Trinidad y su proceder común, concertado.

Todo se va desarrollando conforme a un Plan, del que nosotros somos parte. Dios, con Sus tres Personas distintas, es el artífice. Pero a cada uno le toca un papel, que además de claro, está íntimamente comprendido y orquestado por cada uno a Su tiempo.

espiritu_de_la_verdad

(6) vistas

Sigue leyendo

Juan 16,12-15 – el Espíritu de la verdad

mayo 24, 2017

El Espíritu de la verdad

Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, los guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y les anunciará lo que ha de venir.

juan-16-13

Juan 16,12-15 el Espíritu de la verdad

Juan – Capítulo 16

Reflexión: Juan 16,12-15

La Verdad es Dios y Dios tiene Espíritu. El Espíritu de la Verdad será el que vendrá a guiarnos hasta la Verdad completa. Ahora no podemos con ella. Sin el Espíritu no podemos con ella. Es demasiado. Lo hemos dicho en innumerables oportunidades: es como tratar de meter el océano en un vaso. ¡Imposible! Pero…lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Dicho de otro modo: no hay nada imposible para Dios. Debemos tener paciencia y esperar con fe.

Jesucristo no nos abandona. Dios no nos ha abandonado jamás. Él nos envió a Jesucristo, Su Único Hijo a salvarnos. Jesucristo ha cumplido con la Misión encomendada y ahora vuelve al Padre, pero no sin antes anunciarnos que nos dejará al Espíritu Santo, que es el Espíritu de Dios, el Espíritu de la Verdad. ¡No tenemos pierde! ¡No estamos solos! ¡Jamás lo hemos estado y no lo estaremos! ¡Tenemos un defensor! Es el Paráclito.

Todo corresponde a un Plan, el Plan de Dios. Obviamente en el todo ha sido previsto y nada ocurre por casualidad. Lo que nos toca a nosotros es confiar en él. Hemos de tener fe en el Plan de Dios, que es finalmente tener fe en Dios. Seamos conscientes que Su Voluntad es que seamos felices y vivamos eternamente. Nos hizo por amor y para el amor, porque Él es Amor. ¿Qué es lo que tenemos que hacer? Tomar una decisión? ¿Por qué? Porque el juicio está en nuestras manos; depende de nosotros. ¿Por qué? Porque Dios nos creó libres. ¿Por qué? Porque nos hizo a Su imagen y Semejanza.

(61) vistas

Sigue leyendo

Juan 15,26-16,4 – Los expulsarán

mayo 22, 2017

Los expulsarán

Los expulsarán de las sinagogas. E incluso llegará la hora en que todo el que los mate piense que da culto a Dios.

juan-16-02

Juan 15,26-16,4 Los expulsarán

Juan – Capítulo 16

Reflexión: Juan 15,26-16,4

El panorama que nos anuncia nuevamente el Señor no es nada halagüeño; no es lo que esperaríamos del Todopoderoso. Es como para dejar desconcertado a cualquiera. Así sería también con nosotros si no fuera porque Él nos ha escogido, nos ha llamado y nos ha enviado a dar mucho fruto. Los que son de este mundo no lo entienden; no pueden verlo, porque hay que creer en Él y hacer lo que nos manda para poderlo ver.

Esta forma de hablar es algo confusa para los que no le conocen, pero no para nosotros, que hemos sido bautizados y por lo tanto tenemos al Espíritu Santo morando en nosotros. Él nos aclara todos estos misterios. Es preciso, además, aproximarnos a la Palabra de Dios y reflexionarla cada día para ir entendiendo paulatinamente su mensaje. Este permanece oculto para quienes son de este mundo, porque carecen de fe. Es preciso convertirse, creer en Él y bautizarse para verlo.

En la sociedad de consumo actual nadie quiere saber de austeridad ni sacrificios, sino más bien de lujos, despilfarro, ostentación y placeres. Tenemos tal temor a la escasez, al sufrimiento y a la muerte que nos hemos refugiado en todo aquello que por su naturaleza nos permite olvidar, aun cuando sea temporalmente, la angustia, el dolor y la amenaza de la oscuridad y la muerte que pende sobre nuestra generación, sino enmendamos el rumbo y tomamos el Camino que nos muestra Jesús.

(43) vistas

Sigue leyendo

Juan 15,26-16,4 – Cuando venga el Paráclito

mayo 2, 2016

Texto del evangelio Jn 15,26-16,4 – Cuando venga el Paráclito

26. Cuando venga el Paráclito, que yo les enviaré de junto al Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí.
27. Pero también ustedes darán testimonio, porque están conmigo desde el principio.
1. Les he dicho esto para que no se escandalicen.
2. Los expulsarán de las sinagogas. E incluso llegará la hora en que todo el que los mate piense que da culto a Dios.
3. Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí.
4. Les he dicho esto para que, cuando llegue la hora, se acuerden de que ya se los había dicho. No les dije esto desde el principio porque estaba yo con ustedes.

Reflexión: Jn 15,26-16,4

Desde la perspectiva mundana, no resulta nada alentador el panorama que aquí nos pinta Jesucristo. El que nos anticipe persecución e incluso la muerte a manos de quienes sentirán que hacen un servicio a Dios, no puede resultar atractivo desde ningún punto de vista. Habría que estar loco para ser partícipe de tal destino. Sin embargo debemos tener en cuenta que no es ya la visión mundana la que debe primar en nosotros, sino la cristiana, es decir, la de quienes conociendo y amando a Cristo nos hemos dispuesto a seguirlo seriamente hasta el fin. No es fácil. Se trata de una decisión que ha de afectar de modo determinante a nuestras vidas, y que tomamos a la luz de la fe. Es decir que sin fe, sería un absurdo adoptarla, porque podemos ver cómo puede costarnos la vida. Pero el que cree, sabe que si este es el precio, habrá que estar dispuesto a pagarlo para lograr el premio mayor, el verdadero sentido de la vida. Esta decisión solo tiene sentido para quien realmente cree que Jesucristo es el Hijo de Dios, el Mesías que ha venido a Salvarnos, que muriendo y resucitando ha sellado con su sangre el pacto de la alianza con Dios Padre, quien también habrá de resucitarnos al final de los tiempos, si viviendo en este mundo optamos por amar a Dios y al prójimo, tal como Jesús nos ha amado y nos manda. Pero hay algo más que no podemos pasar por alto en estas líneas; algo que es fundamental, que muestra claramente la comprensión de nuestros temores por parte de Jesús y es el envío de este Paráclito, que no viene a ser sino nuestro Defensor, que proviniendo de Dios, está por encima de todo y ha sido enviado por Jesucristo para enseñarnos la Luz y la Verdad y para defendernos de nuestros perseguidores. Con el Espíritu Santo de Dios como nuestro Paráclito, es decir como el portador de luz, el que habrá de recordarnos las palabras del Señor y como nuestro Defensor en las horas inciertas, no tenemos en realidad nada que temer, porque Jesucristo lo ha previsto todo, a fin de facilitarnos la tarea. Cuando venga el Paráclito, que yo les enviaré de junto al Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí.

(106) vistas

Sigue leyendo