Juan 2,13-22 – echó a todos del Templo

noviembre 9, 2016

Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesas y dijo a los vendedores de palomas: «Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio».

Texto del evangelio Jn 2,13-22 – echó a todos del Templo

13. Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalén
14. y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas y a los cambistas sentados delante de sus mesas.
15. Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesas
16. y dijo a los vendedores de palomas: «Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio».
17. Y sus discípulos recordaron las palabras de la Escritura: El celo por tu Casa me consumirá.
18. Entonces los judíos le preguntaron: «¿Qué signo nos das para obrar así?».
19. Jesús les respondió: «Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar».
20. Los judíos le dijeron: «Han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?».
21. Pero él se refería al templo de su cuerpo.
22. Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado.

Reflexión: Jn 2,13-22

juan-02-15

Juan 2,13-22 echó a todos del Templo

Ciertamente siempre habrá formas distintas de interpretar lo que nos dice el Señor en los Evangelios. Su Palabra es Palabra de Dios. Así, se dirige a todos, siempre nuevo, siempre renovado, siempre ajustado a la vida de quien lo busca con fe y deseo sincero de su Luz.

Dicho esto, compartimos el consuelo que nos trae el texto elegido por la Iglesia para el día de hoy, tomado del Evangelio de San Juan. No deja de admirarnos cómo el Señor se expresa adecuada y oportunamente, iluminando el Camino.

El resultado de las elecciones en USA, que es el tema de conversación universal hoy, es un asunto emblemático sobre el que Jesús nos da una clara respuesta hoy. En lo personal y atendiendo la información que hemos recibido, tan malo era uno como otro candidato. Y esto es precisamente en lo que debemos reflexionar.

Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesas y dijo a los vendedores de palomas: «Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio».

(90) vistas

Sigue leyendo