Lucas 11,1-4 – venga tu Reino

octubre 5, 2016

Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano; perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden

Texto del evangelio Lc 11,1-4 – venga tu Reino

01. Un día, Jesús estaba orando en cierto lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos».
02. El les dijo entonces: «Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino,
03. danos cada día nuestro pan cotidiano;
04. perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación».

Reflexión: Lc 11,1-4

lucas-11-2-4

Lucas 11,1-4 venga tu Reino

Ya nos lo decía el Señor hace algunos días, aquel que no quiere enterarse, aquel que quiere seguir con su vida, no cambiará ni aunque resuciten los muertos. Cuando los discípulos le piden a Señor que nos enseñe a orar, lo hace con tal simpleza, que si uno no lo hace es porque en realidad no le da la gana.

El único que ha venido enviado por Dios Padre es Jesucristo, Su Hijo. Él nos ha revelado que Dios es nuestro Padre y que lo ha enviado para salvarnos. Este Señor Jesucristo, el Hijo Único de Dios, en tres líneas nos enseña a orar.

No necesitamos cursos, diplomados, ni doctorados, ni leer la cantidad de libros que se han escrito en torno a la oración para aprender a orar, si de veras queremos hacerlo. Basta con seguir y repetir estas sencillas palabras de nuestro Señor Jesucristo.

Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano; perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden

(102) vistas

Sigue leyendo