Mateo 9,1-8 – tus pecados quedan perdonados

junio 30, 2016

Allí le llevaron a un paralítico, tendido en una camilla. Al ver Jesús la fe de esos hombres, dijo al paralítico: « ¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!»

Texto del evangelio Mt 9,1-8 – tus pecados quedan perdonados

01. Jesús volvió a la barca, cruzó de nuevo el lago y vino a su ciudad.
02. Allí le llevaron a un paralítico, tendido en una camilla. Al ver Jesús la fe de esos hombres, dijo al paralítico: « ¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!»
03. Algunos maestros de la Ley pensaron: «¡Qué manera de burlarse de Dios!»
04. Pero Jesús, que conocía sus pensamientos, les dijo: «¿Por qué piensan mal?
05. ¿Qué es más fácil decir: Quedan perdonados tus pecados o Levántate y anda?
06. Sepan, pues, que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados.» Entonces dijo al paralítico: «Levántate, toma tu camilla y vete a casa.»
07. Y el paralítico se levantó y se fue a su casa.
08. La gente, al ver esto, quedó muy impresionada y alabó a Dios por haber dado tal poder a los hombres.

Reflexión: Mt 9,1-8

mateo-9-2

Mateo 9,1-8 tus pecados quedan perdonados

Quedamos sorprendidos con el proceder de Jesús. No es para menos. Movido como siempre por la Misericordia, no bien constata una necesidad obra un milagro para suplirla.

En este caso, como quiera que el Señor puede verlo todo, no solo puede ver el problema físico obvio para quienes ayudan a trasladar al paralítico. El Señor se fija por lo menos es dos aspectos adicionales: la fe de la gente y la necesidad de ser perdonados.

Estos dos últimos aspectos son los más importantes para el Señor y debían serlo para nosotros, porque solo ellos harán posible que alcancemos la Vida Eterna. Y, si aplicamos la inteligencia, no debía haber nada más importante para nosotros que ello.

Allí le llevaron a un paralítico, tendido en una camilla. Al ver Jesús la fe de esos hombres, dijo al paralítico: « ¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!»

(41) vistas

Imágenes Relacionadas:

Sigue leyendo