San Mateo 4,18-22 – Vengan y síganme

noviembre 30, 2017

Vengan y síganme

Hoy es un día muy especial en la Iglesia: celebramos al apóstol Andrés, hermano de Pedro. En el Evangelio de Mateo 4,18-22 recordamos el llamado de Jesucristo: vengan y síganme, al cual los apóstoles respondieron inmediatamente dejándolo todo y poniéndose al servicio de Dios y la salvación de nuestros hermanos a través de la evangelización.

Vengan y síganme

Vengan y síganme

Este llamado es para toda la humanidad sin distinción de raza, color, edad, sexo o período histórico que nos toque vivir. La llamada es en primer lugar para nuestra propia salvación, que es para lo que ha venido Jesucristo y con ella, la salvación de nuestros hermanos, porque nadie se salva solo. El amor es condición esencial.

Hoy es momento de detenernos a reflexionar qué clase de respuesta esta os dando al Señor a Su llamada, porque si esta no es radical, decisiva y prioritaria, nos perderemos irremediablemente. El seguimiento del Señor exige fe. Y no puede haber fe sin esta confianza plena que por momentos se nos antoja como el salto en vacío, confiados en que seremos asidos por los brazos de nuestro Padre Celestial, Creador del Universo.

Ir tras Jesucristo y Sus promesas es la mejor decisión que podemos tomar en nuestras vidas; es encontrar el verdadero sentido de nuestra existencia. Pidamos a Dios que nos conceda esta Gracia.

 

(3) vistas

Deja un comentario