Mis palabras no pasaran

En el Evangelio de Lucas 21,29-33 el Señor nos invita a reflexionar en lo único que es realmente sólido, inamovible y confiable: el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Qué mejor invitación a perseverar y mantener la serenidad frente a toda adversidad, con la seguridad que a quien tiene a Dios nada más le hace falta.

Mis palabras no pasaran

Mis palabras no pasaran

(11) vistas

Sigue leyendo
Seguir leyendo...

Vengan y síganme

Hoy es un día muy especial en la Iglesia: celebramos al apóstol Andrés, hermano de Pedro. En el Evangelio de Mateo 4,18-22 recordamos el llamado de Jesucristo: vengan y síganme, al cual los apóstoles respondieron inmediatamente dejándolo todo y poniéndose al servicio de Dios y la salvación de nuestros hermanos a través de la evangelización.

Vengan y síganme

Vengan y síganme

(7) vistas

Sigue leyendo
Seguir leyendo...

Los perseguirán

En el Evangelio de Lucas 21,12-19 el Señor nos advierte y hace notar sin ninguna reserva que encontraremos oposición en el seguimiento del Camino que Él nos propone. Los perseguirán, los detendrán, los enviarán a la cárcel y hasta los matarán por causa de Mi Nombre. Ser cristiano por lo tanto no es caminar en un lecho de rosas, sino
afrontar día a día con valentía y perseverancia todo aquello que demanda hacer la Voluntad de Dios.

Los perseguirán

Los perseguirán

(5) vistas

Sigue leyendo
Seguir leyendo...

No tengan pánico

En el Evangelio de Lucas 21,5-11 el Señor nos recuerda que todo lo que vemos, absolutamente todo, es pasajero y habrá de acabar algún día, lo que es parte de la ley de esta vida. No tengan pánico nos advierte, porque nosotros hemos sido destinados por Dios para vivir eternamente, es decir, superar todas las limitaciones que vemos en nuestro entorno. Nosotros somos hijos de Dios; hemos sido creados a Su imagen y semejanza.

No tengan pánico

No tengan pánico

(10) vistas

Sigue leyendo
Seguir leyendo...

Casa de oración

¡Qué grave pecado es la profanación de un templo! Es una falta contra Dios, en primer lugar y luego, contra los hombres. En el Evangelio de Lucas 19,45-48 podemos ver a Jesucristo montar en cólera porque hemos convertido en mercado la casa de oración.

No se trata de una falta contra una edificación, como pretenden los endemoniados, sino de una afrenta a Dios Padre, Creador del Universo, porque ese lugar es santo, desde que ha sido dedicado exclusivamente a su adoración.

Casa de oración

Casa de oración

(12) vistas

Sigue leyendo
Seguir leyendo...

Lloró por ella

En el Evangelio de Lucas 19,41-44 Jesús al ver a Jerusalen se emociona tanto que lloró por ella. Pocas veces encontramos una escena igual en los evangelios. El Señor es sumamente sensible. Siendo el Camino y la Verdda, también podríamos decir de el que encarna el amor y la sensibilidad.

Lloró por ella

Lloró por ella

¿Qué puede haberlo emocionado tanto como para echarse a llorar? Es que está viendo con los ojos del corazón y puede ver todo lo que tantos y tantos de nosotros sufriremos envano en esta vida, simplememnte por no hacerle caso a Su Palabra.

(5) vistas

Sigue leyendo
Seguir leyendo...

Salvar lo que estaba perdido

La salvación solo viene de nuestro Señor Jesucristo. No es el resultado denuestro esfuerzo, sino Gracia que debemos pedir y que Dios concede a quienes la buscan humildemente y se esfuerzan por encontrarla.

Como toda Gracia, exige compromiso y desprendimiento de nuestra parte, para compartir solidariamente aquello que tenemos con nuestros hermanos.

salvar lo que estaba perdido

salvar lo que estaba perdido

(9) vistas

Sigue leyendo
Seguir leyendo...