Mateo 7,21.24-27 – el hombre prudente

diciembre 1, 2016

El hombre prudente

Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca

Texto del evangelio Mt 7,21.24-27 

21. «No todo el que me diga: “Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.
24. «Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca:
25. cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca.
26. Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena:
27. cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina.»

Reflexión: Mt 7,21.24-27

Mateo-7-24

Mateo 7,21.24-27 el hombre prudente

El Señor nos pide que le oigamos y hagamos lo que dice. Así, no basta oír, sino que hay que hacer lo que nos dice. Nuestra es la religión del amor. En el amor, las palabras no bastan. Llega un momento que estas tienen que manifestarse con hechos prácticos, concretos.

Todo lo que nos manda el Señor es amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Debemos imprimir este mandato y ponerlo en un lugar visible de modo tal que todos los días y a cada rato lo veamos.

No hay mayor secreto para alcanzar la vida eterna que amar. Eso es todo lo que nos manda el Señor. Si lo hemos oído, no resta nada más que ponerlo en práctica. ¿Por qué no lo hacemos? Hay que pasar de las declaraciones, de la poesía a los hechos.

Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca

Ésta es tarea de todos los días. 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año, tal como se promocionan muchos servicios. En el cristianismo, en el amor, no hay horario, ni descanso, ni privacidad, ni vacaciones. ¿Amas o no amas? Todo el tiempo y sin condiciones.

¡Ese es el amor! No la “historia de amor” que protagonizó un Ministro peruano con una chica 15 años menor que él, por la que dejó a su esposa e hijos, la llevó de asesora y a los 4 días la ascendió al máximo cargo, dice que por amor.

¡Ese no es amor! ¡Es un capricho, un gusto, pero no es amor! La palabra amor está muy manoseada, por eso ha perdido su sabor. Cuando tenemos dudas respecto al amor, debemos ver la cruz de Cristo. Allí tenemos el mejor ejemplo de amor.

Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca.

El amor, para ser tal, tiene que ser gratuito. Quiere decir que uno tiene que amar, darse, sin condiciones. Así nos amó Dios antes que naciéramos. Él nos ha amado siempre y no por ningún mérito nuestro, sino porque esa ha sido Su voluntad.

No confundamos, entonces el amor, con el gusto, el capricho, la pasión o la atracción sexual. Mucho menos con la cópula. Eso de “hacer el amor” es un disparate total. El amor no es una práctica física, sino una forma de vida que demanda entrega y renuncia.

El que oye estos mandatos del Señor y los pone en práctica, es el hombre prudente. Nada ni nadie podrán obligarlo a faltar o traicionar al amor. El amor no tiene límites. Leamos lo que dice Corintios 13 respecto al amor y esforcémonos en ponerlo en práctica cada día

Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca

Oremos:

Padre Santo, te pedimos tu Gracia para entender la fuerza extraordinaria y sobre natural del amor, que debe ser el cimiento de la familia y la sociedad. Que procuremos la felicidad plena que solo puede dar el amor…Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos…Amén.

Roguemos al Señor…

Te lo pedimos Señor.

(Añade tus oraciones por las intenciones que desees, para que todos los que pasemos por aquí tengamos oportunidad de unirnos a tus plegarias)

mateo-07-21-24-27-2016-12-01

Mateo 7,21.24-27 el hombre prudente

Nuestro sencillo homenaje a las víctimas del Chapecoense

Con mucho cariño y solidaridad con sus familias,elevamos nuestras oraciones por todas las víctimas de este lamentable accidente al compás de esta hermosa melodía: Ara Malikian – El Vals de Kairo

(57) vistas

Deja un comentario