Marcos 6,17-29 – le cortó la cabeza

Agosto 29, 2016

El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre.

Texto del evangelio Mc 6,17-29 – le cortó la cabeza

17. En efecto, Herodes había mandado apresar a Juan y lo había encadenado en la cárcel por el asunto de Herodías, mujer de su hermano Filipo, con la que se había casado.
18. Pues Juan le decía: «No te está permitido tener a la mujer de tu hermano.»
19. Herodías odiaba a Juan e intentaba matarlo, pero no podía,
20. porque Herodes lo respetaba, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo protegía.
21. Un día se presentó la ocasión favorable. Herodes festejaba su cumpleaños, ofreciendo un banquete a sus dignatarios, a sus oficiales y a los notables de Galilea.
22. La hija de Herodías salió a bailar, y agradó tanto a Herodes y a sus convidados, que el rey dijo a la joven: «Pídeme lo que quieras y te lo daré».
23. Y le aseguró bajo juramento: «Te daré cualquier cosa que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino».
24. Ella fue a preguntar a su madre: «¿Qué debo pedirle?». «La cabeza de Juan el Bautista», respondió esta.
25. La joven volvió rápidamente a donde estaba el rey y le hizo este pedido: «Quiero que me traigas ahora mismo, sobre una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista».
26. El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento, y por los convidados, no quiso contrariarla.
27. En seguida mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan.
28. El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre.
29. Cuando los discípulos de Juan lo supieron, fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron.

Reflexión: Mc 6,17-29

marcos-06-28

Marcos 6,17-29 le cortó la cabeza

Este pasaje nos recuerda lo fatuos y necios que solemos ser. No nos importa la verdad o lo que es correcto. Solo nos interesa lo que hemos dicho y sostenemos. Con tal de no mellar nuestra imagen vamos hasta las últimas consecuencias, por más descabelladas que sean.

Es así que se produce el absurdo asesinato de San Juan Bautista. Herodes ya había dado su palabra y con tal de mostrarse fuerte, inflexible y de palabra, prefirió hacer ejecutar a Juan.

Perdemos la proporción de las cosas y como la decisión no nos afecta directamente, sino a unos desconocidos, extraños y pobres infelices, que además no tiene cómo hacer oír sus voces de protesta, seguimos con nuestro capricho hasta el fin. Todo por nuestro prestigio o nuestra conveniencia.

El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre.

¡Cómo nos recuerda esta situación a lo que viene ocurriendo en el Perú con la abortiva píldora del día siguiente. Los que la defiende, con tal de ganar esta batalla no les interesa ni la vida del niño abortado, ni el daño que causan a la madre gestante.

Todo lo que les interesa a los promotores es seguir con sus planes y cumplir con sus metas. Los lobys farmacéuticos y las ONG’s han puesto sus metas y sus servidores tienen que alcanzarla a como de lugar. Mintiendo y engañando si es preciso.

Su cinismo llega a tal extremo que no les importa negar lo que saben que es evidentemente cierto. Con tal de imponer sus criterios quieren hacernos consentir que la vida comienza con la implantación del óvulo en el útero materno, cuando todos sabemos que ello ocurre cuando un espermatozoide fecunda al óvulo.

El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre.

Y no tienen ningún reparo en insultar a cardenales, obispos, sacerdotes y laicos que sostienen la verdad, agitando irresponsablemente el anti clericalismo y anticristianismo, con tal de cumplir sus metas.

No contentos con ello, enmascarados en un falso feminismo, pretenden hacer que las mujeres consientan que el aborto es parte de la lucha por su libertad, a la que supuestamente se oponen los machistas y la religión, cuando lo único cierto es que el aborto constituye el asesinato de niños inocentes.

Con la consigna de “dejar que la mujer decida sobre su cuerpo” -lo que es una gran mentira, porque el bebe concebido no es parte de su cuerpo-, se deja impune al verdadero irresponsable, abusivo y criminal, macho misógino, lo que constituye una torpeza y un delito de complicidad, solo explicable por los intereses económicos que representan los lobys farmacéuticos y ong’s que defienden esta atrocidad, tras las cuales se encuentran lideresas políticas y más de una ministra.

Se sabe que la abortiva píldora del día siguiente además de condenar a la muerte al óvulo fecundado, que dará lugar a una persona como cualquiera de nosotros, es tremendamente dañina para la salud de la gestante y sin embargo lo ocultan adrede, con tal de lograr adhesión a su causa. Es la misma hipocresía y cinismo con la que Herodes hace decapitar a San Juan, para hacer sentir su poder, aplicándolo con todo rigor a un indefenso. ¡Qué valiente gesto!

El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre.

Oremos:

Padre Santo, ten misericordia de todos los inocentes que sufre por culpa de la violencia. Todos aquellos que son abusivamente condenados a muerte antes de nacer, solamente por no tener a nadie que los defienda. Apiádate de las madres que permiten tal atrocidad. Haz que caigan las máscaras de quienes promueven este abominable crimen…Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos…Amén.

Roguemos al Señor…

Te lo pedimos Señor.

(Añade tus oraciones por las intenciones que desees, para que todos los que pasemos por aquí tengamos oportunidad de unirnos a tus plegarias)

marcos-06-17-29-2016-08-29

Marcos 6,17-29 le cortó la cabeza

 

 

(38) vistas

Deja un comentario