Lucas 21,20-28 – tengan ánimo y levanten la cabeza

Noviembre 24, 2016

Tengan ánimo y levanten la cabeza

Cuando comience a suceder esto, tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación».

Texto del evangelio Lc 21,20-28 

20. Cuando vean a Jerusalén sitiada por los ejércitos, sepan que su ruina está próxima.
21. Los que estén en Judea, que se refugien en las montañas; los que estén dentro de la ciudad, que se alejen; y los que estén en los campos, que no vuelvan a ella.
22. Porque serán días de escarmiento, en que todo lo que está escrito deberá cumplirse.
23. ¡Ay de las que estén embarazadas o tengan niños de pecho en aquellos días! Será grande la desgracia de este país y la ira de Dios pesará sobre este pueblo.
24. Caerán al filo de la espada, serán llevados cautivos a todas las naciones, y Jerusalén será pisoteada por los paganos, hasta que el tiempo de los paganos llegue a su cumplimiento.
25. Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, los pueblos serán presa de la angustia ante el rugido del mar y la violencia de las olas.
26. Los hombres desfallecerán de miedo anticipando lo que sobrevendrá al mundo, porque hasta los astros se conmoverán.
27. Entonces se verá al Hijo del hombre venir sobre una nube, lleno de poder y de gloria.
28. Cuando comience a suceder esto, tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación».

Reflexión: Lc 21,20-28

lucas-21-28

Lucas 21,20-28 tengan ánimo y levanten la cabeza

Ser cristiano es vivir en la constante amenaza. Difícilmente podemos pretender que nos aplaudan y congratulen. El hecho es que siendo opuestos al mundo, no podemos esperar otra cosa que los que son de este mundo siempre se opongan.

Ser cristiano es adoptar conscientemente un tipo de vida distinto, basado en los Evangelios, conforme al mandato de Cristo. Para salvarnos, para alcanzar la plenitud para la cual fuimos creados, no podemos seguir las reglas de este mundo.

Esto es algo que tenemos que tener muy en claro en nuestra mente y nuestros corazones. No se trata de una rebeldía sin causa, sino de una total incompatibilidad. El seguimiento de Cristo es incompatible con las leyes de este mundo.

Cuando comience a suceder esto, tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación».

El Señor ya nos lo dijo: no se puede servir a dos señores. O estamos con Dios o estamos con el Dinero. El que pretende vías intermedias, se engaña a sí mismo y engaña a los demás, porque finalmente terminará sirviendo al Dinero.

Es a este respecto que el Señor sentencia tajantemente. El que no recoge conmigo, desparrama. No hay lugar para la duda. ¿Qué nos quiere decir? Que amas o no amas. No podemos decir , sin engañarnos, que estamos dispuestos a amar hasta cierto punto.

O dices la verdad o mientes. No creamos que podemos ocultar parte de la verdad o confesar una verdad a medias, sin formar parte del engaño, la oscuridad y la mentira. No hay medias tintas. O estamos con el Señor o estamos en contra.

Cuando comience a suceder esto, tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación».

Esta forma de ver y tomar la vida es muy exigente. Requiere valor y perseverancia. A veces estamos tentados a bajar la guardia. Es que somos humanos y falibles. Para eso está la Gracia de Dios, que debemos pedir constantemente en oración.

Por eso es que el Señor, frente a todas las calamidades que nos pinta, nos pide tener ánimo, porque cuando el mundo entero espera y teme la destrucción, para nosotros, su presencia es señal de un nuevo amanecer.

El Señor no nos ha dejado solos para afrontar firmemente todo este vendaval. Tenemos al Espíritu Santo, tenemos a la Iglesia, la oración y los sacramentos, especialmente el de la Eucaristía. Revestidos de Cristo, no tenemos por qué temer a nada.

Mantengámonos en el amor y la verdad y alcanzaremos la Vida Eterna. Estas han de ser las columnas que sostienen nuestra vida cristiana. Ser cristiano exige la renovación diaria de nuestra férrea defensa del amor, la verdad y la justicia, contra toda oposición, por más drástica y trágica que esta sea.

Cuando comience a suceder esto, tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación».

Oremos:

Padre Santo, no permitas que desfallezcamos ante el temor o el desánimo, por el contrario, acrecienta nuestra confianza en la victoria final. Danos la capacidad de amar incluso a quienes nos hacen daño. Que nuestro estandarte sea siempre la Verdad…Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos…Amén.

Roguemos al Señor…

Te lo pedimos Señor.

(Añade tus oraciones por las intenciones que desees, para que todos los que pasemos por aquí tengamos oportunidad de unirnos a tus plegarias)

lucas-21-20-28-2016-11-24

Lucas 21,20-28 tengan ánimo y levanten la cabeza

¿Vas a acabar siendo fuerte? – Nick Vujicic

TESTIMONIO – NICK VUJICIC

Nick Vujicic y su esposa

(51) vistas

Deja un comentario