Lucas 1,5-25 – tu petición ha sido escuchada

Diciembre 19, 2016

Tu petición ha sido escuchada

El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan

Texto del evangelio Lc 1,5-25

05. Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote, llamado Zacarías, del grupo de Abías, casado con una mujer descendiente de Aarón, que se llamaba Isabel;
06. los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin tacha en todos los mandamientos y preceptos del Señor.
07. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos de avanzada edad.
08. Sucedió que, mientras oficiaba delante de Dios, en el turno de su grupo,
09. le tocó en suerte, según el uso del servicio sacerdotal, entrar en el Santuario del Señor para quemar el incienso.
10. Toda la multitud del pueblo estaba fuera en oración, a la hora del incienso.
11. Se le apareció el Ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso.
12. Al verle Zacarías, se turbó, y el temor se apoderó de él.
13. El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan;
14. será para ti gozo y alegría, y muchos se gozarán en su nacimiento,
15. porque será grande ante el Señor; no beberá vino ni licor; estará lleno de Espíritu Santo ya desde el seno de su madre,
16. y a muchos de los hijos de Israel, les convertirá al Señor su Dios,
17. e irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y a los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.»
18. Zacarías dijo al ángel: «¿En qué lo conoceré? Porque yo soy viejo y mi mujer avanzada en edad.»
19. El ángel le respondió: «Yo soy Gabriel, el que está delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena nueva.
20. Mira, te vas a quedar mudo y no podrás hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, porque no diste crédito a mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo.»
21. El pueblo estaba esperando a Zacarías y se extrañaban de su demora en el Santuario.
22. Cuando salió, no podía hablarles, y comprendieron que había tenido una visión en el Santuario; les hablabla por señas, y permaneció mudo.
23. Y sucedió que cuando se cumplieron los días de su servicio, se fue a su casa.
24. Días después, concibió su mujer Isabel; y se mantuvo oculta durante cinco meses
25. diciendo: «Esto es lo que ha hecho por mí el Señor en los días en que se dignó quitar mi oprobio entre los hombres.»

Reflexión: Lc 1,5-25

lucas-01-13

Lucas 1,5-25 tu petición ha sido escuchada

La lección que se nos viene inmediatamente a la cabeza es que los tiempos de Dios no son los mismos que los nuestros. Por lo tanto debemos seguir orando incansablemente por todo aquello que queremos.

No sabemos cuándo el Señor atenderá nuestras suplicas y de algún modo nos dará aquello por lo que le estuvimos pidiendo. A nosotros nos toca pedir, sabiendo que para Dios no hay imposibles. ¡No los hay!

Él tiene Sus propios planes. Y, si nosotros somos justos, Él sabrá cómo encajar nuestros pedidos con Sus Planes. Justo era Zacarías, como justo era José. Seamos justos y no dejemos de suplicar, poniendo nuestras vidas en Sus manos, donde estarán seguras.

El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan

Es ciertamente desconcertante e increíble lo que concede Dios a Isabel y Zacarías. Racionalmente, tal como Zacarías se lo dice al Ángel Gabriel, esto era imposible. Sin embargo olvidó que para Dios no hay nada imposible.

Esto es lo que debemos tener siempre presente en nuestras vidas. Para Dios no hay nada imposible. Sigamos nosotros para adelante, esforzándonos y cumpliendo los mandamientos. No perdamos por nada nuestra confianza en Dios.

No dejemos por ningún motivo que cunda entre nosotros el desaliento. Tengamos siempre palabras de esperanza. No dejemos que por ningún motivo nos invada el desánimo, que cuando más oscura es la noche es cuando más se acerca el amanecer.

El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan

El en mundo actual, en que pareciera imperar la violencia, el egoísmo y la injusticia, el Espíritu de Dios está siempre actuando. Él es capaz de hacer brotar manantiales de agua fresca y cristalina en el desierto más árido.

No abandonemos nuestros proyectos, ni nuestros buenos propósitos. Sigamos adelante con tesón, que en el momento menos esperado Él sabrá brindarnos los frutos que tanto anhelamos. Trabajar con fe y esperanza, aun frente a las mayores inclemencias. La buena cosecha llegará.

No seamos tan autosuficientes. Hagamos nuestros planes y trabajemos duro, pero sin olvidar de poner en manos del Espíritu Divino nuestras peticiones, que Él sabrá multiplicar nuestros esfuerzos cuando llegue el momento. Todo está en Sus manos y depende de Su Voluntad. Seamos justos y perseveremos en este Camino, que el Señor cumplirá Sus promesas cuando llegue el tiempo.

El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan

(10) vistas

Deja un comentario