Lucas 14,12-14 – no te pueden corresponder

octubre 31, 2016

Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los ciegos; y serás dichoso, porque no te pueden corresponder

Texto del evangelio Lc 14,12-14 – no te pueden corresponder

12. Dijo también al que le había invitado: «Cuando des una comida o una cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos; no sea que ellos te inviten a su vez, y tengas ya tu recompensa.
13. Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los ciegos;
14. y serás dichoso, porque no te pueden corresponder, pues se te recompensará en la resurrección de los justos.»

Reflexión: Lc 14,12-14

lucas-14-13

Lucas 14,12-14 no te pueden corresponder

Más claro no puede ser el Señor. Su forma de ver el mundo, la vida, es totalmente distinta a la nuestra. Él no busca reconocimientos de ninguna clase. No busca nuestra gratitud y tampoco que lo pongamos en un pedestal. Él ha venido a Salvarnos. Con eso está feliz.

Si realmente queremos alegrarlo, halagarlo y congraciarnos con Él, no le hagamos fiestas, ni templos, ni estructuras pomposa y lujosas. Él no quiere nada de esto. No lo necesita. En vez de esforzarnos tanto en eso, hagamos Su Voluntad. ¡Eso es todo!

Claro, lo que ocurre es que hacer Su Voluntad si nos cuesta, en cambio lo otro no, es nuestro capricho, nuestro deseo, nuestra satisfacción. Pero al Señor no podemos engañarlo, ni se contenta con menos. ¡Él ha venido a salvarnos! Lo demás, no interesa.

Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los ciegos; y serás dichoso, porque no te pueden corresponder

¿Te duelen, tal vez, estas palabras? Es que no tenemos que darle más vueltas al asunto. Enfoquémonos en lo que debemos. No nos distraigamos, ni nos salgamos del Camino, que ya bastantes piruetas innecesarias venimos haciendo. Concentrémonos en lo importante.

Cuando lleguemos a comprender estas palabras, nos daremos cuenta que todo lo demás es accesorio. ¿Para qué perder tiempo en lo accesorio? ¡Vayamos al fondo! ¡El problema está en que muchos nos distraemos y perdemos en lo secundario!

Hagamos como el Señor. No busquemos gratitud, ni distinción de ninguna clase. No lo neguemos de boca solamente. Hagámonos el propósito de obrar el Bien, sin esperar nada a cambio. Es más, hagamos el Bien precisamente a quien sabemos que no tiene como correspondernos, ni compensarnos.

Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los ciegos; y serás dichoso, porque no te pueden corresponder

Lo que nos pide el Señor es totalmente contrario a la lógica y costumbres mundanas. Todos queremos diplomas, monumentos, discursos, loas, aplausos, reconocimientos o cuando menos gratitud. ¡Cuántas veces lo reclamamos!

En cambio, el Señor no los quiere y nos pide que hagamos lo mismo. No casualmente, sino adrede. Dicho de otro modo, debemos planear y dirigir nuestros actos con el propósito de servir a quienes no esperan, ni tienen como correspondernos, ni agradecernos.

Más aún, alegrémonos que así sea, que no nos agradezcan ni correspondan, porque entonces si seremos recompensados en el cielo. Esto es lo que hoy nos enseña el Señor. ¡Esforcémonos por hacer Su Voluntad! Solo así llegaremos a la Vida Eterna.

Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los ciegos; y serás dichoso, porque no te pueden corresponder

Este es el estilo de vida que el Señor quiere para nosotros, sus amados hermanos. Cuanto podamos hacer por los más pobres, por los menos favorecidos, le dará más Gloria a Dios que el oro, los monumentos y cuanto homenaje podamos querer hacerle.

Pongamos todo en el orden que corresponde. Primero Dios; pero no podemos llegar a Él si no es por nuestros hermanos. Amémonos los unos a los otros como Él nos ha amado. Amémonos sin condiciones; sin esperar nada a cambio.

Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los ciegos; y serás dichoso, porque no te pueden corresponder

Oremos:

Padre Santo, danos sensibilidad y entrañas de misericordia, para amar a nuestros hermanos más pobres y sencillos; para acoger a los que no tienen nada y darles todo lo que está a nuestro alcance, sin esperar nada a cambio…Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos…Amén.

Roguemos al Señor…

Te lo pedimos Señor.

(Añade tus oraciones por las intenciones que desees, para que todos los que pasemos por aquí tengamos oportunidad de unirnos a tus plegarias)

lucas-14-12-14-10-31-2016

Lucas 14,12-14 no te pueden corresponder

(38) vistas

Deja un comentario