Lucas 11,29-32 – generación malvada

octubre 10, 2016

«Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

Texto del evangelio Lc 11,29-32 – generación malvada

29. Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: «Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás.
30. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.
31. El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón.
32. El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás.

Reflexión: Lc 11,29-32

lucas-11-29

Lucas 11,29-32 generación malvada

Debemos dejarnos de mentiras y embustes. La verdad es que el Señor ha venido a enseñarnos el Camino de la Salvación y la Vida Eterna. Pero para algunos entre nosotros no basta el testimonio de los discípulos ni las Escrituras.

Queremos que el Señor realice algún prodigio para nosotros. Queremos ser testigos de excepción. No nos basta con lo que nos cuentan los Evangelios, ni con la constatación de estos hechos por la historia.

No creemos. No tenemos fe. Para alcanzarla queremos que el Señor nos preste atención de forma exclusiva y haga algo contundente específicamente para nosotros. No nos conformamos con los Evangelios.

«Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

No nos parece mucho lo que pedimos. Finalmente nos parece razonable y justo. ¿Será verdad? Es decir que el nacimiento, vida, muerte y resurrección de Jesucristo hace 2mil años no son suficientes. Queremos que de un modo contundente y claro se nos manifieste a cada uno de nosotros.

Por un lado reclamamos libertad, autonomía, independencia para elegir. Pero por otro, quisiéramos que nos lleve de la mano como a niños pequeños incapaces de razonar por su propia cuenta. Somos engreídos y caprichosos.

No quereos entender lo que es evidente, que hemos sido creados por Dios, como todo lo que existe en el universo. Que la historia de la humanidad es única y que Jesucristo irrumpe en ella una vez y para siempre con el propósito de salvarnos.

«Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

Que nuestra salvación está en comprender que hemos sido creados por Dios por amor y para el amor. Que el amor es el ejercicio natural por el cual debía optar un ser inteligente, dotado de libertad y voluntad como nosotros.

Que amar es servir, tal como Jesucristo mismo nos lo enseñó hace 2mil años. Que es por lo tanto este el ejemplo que debemos seguir para llegar a ser lo que estamos llamados a ser. Que para eso fuimos creados por Dios y el no aceptarlo nos conduce a la perdición y a la muerte.

Que nuestra vida solo tendrá sentido en la medida en que obremos o actuemos conforme aquello para lo cual fuimos creados. Del mismo modo en que el águila fue creada para alzar vuelo y remontar por el espacio, nosotros fuimos creados para el amor.

«Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

Que todo lo que necesitamos para iluminar nuestras vidas y orientarnos adecuadamente lo encontramos en la Biblia y más concretamente en los Evangelios. Que por lo tanto es imprescindible que los conozcamos porque esta es la Palabra de Dios.

Habiéndonos creado Libres, Dios se ha manifestado en nuestra historia porque es Infinitamente Misericordioso y todo lo que quiere es que encontremos el propósito de nuestras vidas, es decir aquello para lo cual fuimos creados. Porque hemos sido creado para ser felices y vivir eternamente.

Pero, siendo libres, por egoísmo, es decir, no haciendo caso a Dios que nos ha creado para el amor, la verdad y la vida, podemos escoger la mentira, la oscuridad, la perdición y la muerte. Pensando, por error, por tentación del mal y del demonio, que podemos salvarnos solos.

¡Falso! Nuestra salvación, nuestra realización está en el amor, del mismo modo que nuestra destrucción, perdición y muerte, se encuentran en el egoísmo. Es de esto que ha venido a Salvarnos el Señor. Él es el Camino, la Verdad y la Vida. ¡Sigámoslo!

«Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

Oremos:

Padre Santo, concédenos la Luz del Espíritu Santo para comprender de una vez y por todas que todo lo que quieres es nuestra Salvación. Que para eso has enviado a Tú Hijo, nuestro Señor Jesucristo, cuya Palabra debemos oír y poner en práctica…Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos…Amén.

Roguemos al Señor…

Te lo pedimos Señor.

(Añade tus oraciones por las intenciones que desees, para que todos los que pasemos por aquí tengamos oportunidad de unirnos a tus plegarias)

lucas-11-29-32-2016-10-10

Lucas 11,29-32 generación malvada

(53) vistas

Deja un comentario