Juan 4,43-54 – se puso en camino

marzo 27, 2017

Se puso en camino

Jesús le dice: «Vete, que tu hijo vive.» Creyó el hombre en la palabra que Jesús le había dicho y se puso en camino.

juan-04-50

Juan 4,43-54 se puso en camino

Juan – Capítulo 04

Reflexión: Juan 4,43-54

Creer y ponerse en camino. Esa es la lección que recibimos hoy de este hombre. Eso es lo que espera Jesucristo de nosotros en función de la fe. Que creamos y nos pongamos en camino. Así, no basta con decir: creo. Es preciso poner nuestra fe en acción, aun cuando solo sea poniéndonos en camino, que parece poco, en comparación con los frutos de la fe, pero es más que suficiente para el Señor.

¿Cómo podemos aplicar este ejemplo a nuestras vidas? Pues poniéndonos a hacer lo que debemos en función de aquello que nos mueve a la fe. Si hemos puesto en manos del Señor aquél bien que quisiéramos alcanzar, pongámonos a hacer lo que debemos, confiando en que Jesús hará el resto y así será. Él ha ofrecido acompañarnos todos los días hasta el fin del mundo. Tengamos fe. Hagamos lo nuestro y dejémosle obrar.

No andemos buscando señales, ni pongamos a prueba a Jesús, que de lo que se trata es de vivir creyendo en Sus promesas y no de detenernos a verificar Su Divinidad, la cual ha sido sobradamente acreditada. La promesa más importante es que habremos de resucitar y vivir eternamente. Teniendo esto en mente, pongámonos en camino, que al arribar habremos de constatar que Sus promesas se cumplen. Pero tenemos que llegar y para eso es preciso empezar a andar, ya.

Jesús le dice: «Vete, que tu hijo vive.» Creyó el hombre en la palabra que Jesús le había dicho y se puso en camino.

Que estas palabras del Señor y el ejemplo de este galileo nos sirvan para no desmayar en nuestro esfuerzo por cumplir nuestra Misión, confiando en que el habrá de manifestarse cuantas veces sea necesario a lo largo de nuestro camino. Pongamos todo en Sus manos y vayamos caminando en la dirección que nos corresponde. Él se encargará del resto.

Padre Santo, te pedimos que nos des la fe necesaria para echarnos a andar. Eso es todo lo que hace falta. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y es Dios por los siglos de los siglos, amén.

Jesús le dice: «Vete, que tu hijo vive.» Creyó el hombre en la palabra que Jesús le había dicho y se puso en camino.

(28) vistas

Deja un comentario