Crudo testimonio de una vida de pecado

diciembre 16, 2016

Testimonio que nos ayuda a conocer una dolorosa realidad

testimonio_aborto

Testimonio sobre el aborto, un crimen atroz

Debemos empezar reconociendo, lo que es evidente, que para Dios no hay nada imposible. Y, como se suele decir, Dios escribe derecho sobre líneas torcidas. Nada se le escapa, por eso, donde abundó el pecado, sobre abundó la Gracia.

La historia que compartimos en nuestro video de hoy es la de una joven que llegó a las horrorosas profundidades del sub mundo del crimen, de crueles mafias dedicadas al más atroz y despiadado de los negocios: el aborto.

No hay manera de justificar ningún crimen. Pero el solo hecho de pensar que pueden existir seres humanos capaces de matar a nuestro congénere más indefenso, peor que si se tratara de una alimaña, es algo que debe llevarnos a la indignación y al rechazo.

Consecuencias de la entronización del consumo y el placer

En esta sociedad de consumo en la que se ha entronizado la comodidad y el placer, las grandes transnacionales y sus fieles sirvientes: la prensa, los políticos y algunos intelectuales se han confabulado para orientar a las grandes multitudes a adoptar ciertos hábitos de consumo y estilos de vida que favorecen a sus negocios sin el menor escrúpulo, con el único objeto de incrementar sus ganancias.

Tendiendo un manto de confusión entre la población, llevándola a percibir en la comodidad y el placer la esquiva felicidad que solo el dinero puede proporcionar, se promueve el individualismo y el egoísmo como la condición esencial para alcanzar estas metas.

De este modo, paulatinamente se han ido derribando las barreras y obstáculos religiosos, éticos, morales, culturales y filosóficos que cual trincheras infranqueables protegían las columnas sobre las cuales se levantaron las sociedades y civilizaciones universales.

Los frutos de un sistema criminal y corrupto

Arrasados los escrúpulos -que los fieles sirvientes del sistema hacen consentir a las desorientadas mayorías como despreciables prejuicios-, el camino ha quedado expedito para la demolición del matrimonio, de la familia y del amor, llevando a la humanidad al extremo de la autodestrucción, en favor de poco más de 60 personas que han llegado a acumular el equivalente al 50% de la riqueza del planeta.

El Cambio Climático, la corrupción, la extrema pobreza, la indiferencia, la Ideología de Género y el Aborto son parte de las criaturas engendradas por este caduco sistema, que solo puede generar riqueza a costa del crimen y el asesinato masivo y despiadado de los excluidos.

Solo es en este escenario que podemos intentar explicarnos la existencia de una organización malévola y mafiosa dedicada universalmente al lucrativo negocio del aborto.

Esperamos que el valiente testimonio de Patricia Sandoval nos haga comprender, de una vez por todas, la magnitud de la gravedad del crimen que cometemos cada vez que apelamos al aborto y el grave daño que infringimos no solo a la más indefensa e inocente de las criaturas –que ya es un pecado imperdonable-, sino a la sociedad en su conjunto. Ningún esfuerzo que hagamos para impedir que se sigan perpetrando estos crímenes será suficiente.

Patricia Sandoval “Mi testimonio sobre el aborto en Planned Parenthood”

 

(21) vistas

Deja un comentario