Mateo 9,1-8 – tus pecados quedan perdonados

junio 30, 2016

Allí le llevaron a un paralítico, tendido en una camilla. Al ver Jesús la fe de esos hombres, dijo al paralítico: « ¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!»

Texto del evangelio Mt 9,1-8 – tus pecados quedan perdonados

01. Jesús volvió a la barca, cruzó de nuevo el lago y vino a su ciudad.
02. Allí le llevaron a un paralítico, tendido en una camilla. Al ver Jesús la fe de esos hombres, dijo al paralítico: « ¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!»
03. Algunos maestros de la Ley pensaron: «¡Qué manera de burlarse de Dios!»
04. Pero Jesús, que conocía sus pensamientos, les dijo: «¿Por qué piensan mal?
05. ¿Qué es más fácil decir: Quedan perdonados tus pecados o Levántate y anda?
06. Sepan, pues, que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados.» Entonces dijo al paralítico: «Levántate, toma tu camilla y vete a casa.»
07. Y el paralítico se levantó y se fue a su casa.
08. La gente, al ver esto, quedó muy impresionada y alabó a Dios por haber dado tal poder a los hombres.

Reflexión: Mt 9,1-8

mateo-9-2

Mateo 9,1-8 tus pecados quedan perdonados

Quedamos sorprendidos con el proceder de Jesús. No es para menos. Movido como siempre por la Misericordia, no bien constata una necesidad obra un milagro para suplirla.

En este caso, como quiera que el Señor puede verlo todo, no solo puede ver el problema físico obvio para quienes ayudan a trasladar al paralítico. El Señor se fija por lo menos es dos aspectos adicionales: la fe de la gente y la necesidad de ser perdonados.

Estos dos últimos aspectos son los más importantes para el Señor y debían serlo para nosotros, porque solo ellos harán posible que alcancemos la Vida Eterna. Y, si aplicamos la inteligencia, no debía haber nada más importante para nosotros que ello.

Allí le llevaron a un paralítico, tendido en una camilla. Al ver Jesús la fe de esos hombres, dijo al paralítico: « ¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!»

(32) vistas

Imágenes Relacionadas:

Sigue leyendo

Mateo 16,13-19 – te daré las llaves del Reino

junio 29, 2016

Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo.

Texto del evangelio Mt 16,13-19 – te daré las llaves del Reino

13. Jesús se fue a la región de Cesarea de Filipo. Estando allí, preguntó a sus discípulos: «Según el parecer de la gente, ¿quién es este Hijo del Hombre?»
14. Respondieron: «Unos dicen que eres Juan el Bautista, otros que eres Elías o Jeremías, o alguno de los profetas.»
15. Jesús les preguntó: «Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?»
16. Pedro contestó: «Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios vivo.»
17. Jesús le replicó: «Feliz eres, Simón Barjona, porque esto no te lo ha revelado la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los Cielos.
18. Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro (o sea Piedra), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer.
19. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo.»

Reflexión: Mt 16,13-19

mateo-16-18

Mateo 16,13-19 te daré las llaves del Reino

Si algo cuidamos son las llaves de nuestra casa. Seguramente desde tiempos primitivos, acostumbramos almacenar en ella nuestras subsistencias. Se entiende por lo tanto, que no se las entregaremos jamás a alguien en quien no tengamos absoluta confianza. De otro modo corremos riesgos impredecibles.

Pedro da una respuesta única a Jesús, una respuesta que obviamente no podía haber elaborado solo. Por eso, sin mayor consideración adicional Jesucristo le entrega las llaves del Reino de los Cielos. Las llaves de la casa celestial, de donde salimos y a donde volveremos. ¡Qué duda cabe que Jesucristo le está dando a Pedro una responsabilidad ÚNICA!

¿Quién merece tal confianza? ¿A quién le damos las llaves de nuestra casa? ¿Qué seguridad podemos tener de lo que hay en nuestras casas si alguien más tiene la llave? ¿Qué responsabilidad implica tener la llave de una casa que no es nuestra? Solo puede ser aceptada si tenemos absoluta autoridad.

Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo.

(102) vistas

Sigue leyendo

Mateo 8,23-27 – Quién es éste

junio 28, 2016

Grande fue el asombro; aquellos hombres decían: «¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen?

Texto del evangelio Mt 8,23-27 – Quién es éste

23. Jesús subió a la barca y sus discípulos le siguieron.
24. Se levantó una tormenta muy violenta en el lago, con olas que cubrían la barca, pero él dormía.
25. Los discípulos se acercaron y lo despertaron diciendo: «¡Señor, sálvanos, que estamos perdidos!»
26. Pero él les dijo: «¡Qué miedosos son ustedes! ¡Qué poca fe tienen!» Entonces se levantó, dio una orden al viento y al mar, y todo volvió a la más completa calma.
27. Grande fue el asombro; aquellos hombres decían: «¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen?»

Reflexión: Mt 8,23-27

mateo-08-27

Mateo 8,23-27 Quién es éste

El Señor no deja de sorprendernos, a cada paso. Sin embargo con la misma frecuencia olvidamos aquello que en nuestras vidas consideramos como un verdadero milagro. Somos ingratos. Tenemos muy mala memoria para aquello que tendríamos que agradecer todos los días. Nos acostumbramos tanto a tenerlo, que lo damos por descontado.

La vida misma es un milagro, un Don, una Gracia inmerecida. Poco importan las condiciones. Son los demás los que muchas veces nos hacen sentir que somos una carga, una molestia, un estorbo, cuando no somos como todos…

Jesucristo vino a redimirnos del pecado, a salvarnos, lo que le exigirá pasar por una serie de situaciones y circunstancias que finalmente desembocarán en su crucifixión, muerte y resurrección. Pero cada vez que obra un milagro movido por la Misericordia, sus discípulos que siempre estaban con Él, vuelven a asombrarse, como si fuera el primero.

Grande fue el asombro; aquellos hombres decían: «¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen?

(47) vistas

Sigue leyendo

¿Vale la pena esperar para iniciar la vida sexual?

junio 27, 2016

¿Por qué vale la pena esperar para iniciar la vida sexual?

vale-la-pena-esperar-01

¿Vale la pena esperar para iniciar la vida sexual?

¿Sabías que casi el 70% de los adolescentes que han tenido vida sexual desearían haber esperado para iniciarla,[1] y que el 80% de los adolescentes consideran que fueron muy jóvenes a la edad que iniciaron la vida sexual?[2]

La sexualidad es una fuerza muy poderosa que puede crear vida o destruirnos si no la usamos correctamente. Esta fuerza nos permite crear un vínculo único con la persona amada y elegida para toda la vida, experimentar un gran placer y permitir la llegada de los hijos. Si uno juega con esta fuerza poderosa antes de tiempo se destruye a sí mismo y a la gente cercana a uno.

(37) vistas

Imágenes Relacionadas:

Sigue leyendo

Mateo 8,18-22 – dónde recostar la cabeza

junio 27, 2016

«Los zorros tienen cuevas y las aves tienen nidos, pero el Hijo del Hombre ni siquiera tiene dónde recostar la cabeza.»

Texto del evangelio Mt 8,18-22 – dónde recostar la cabeza

18. Jesús, al verse rodeado por la multitud, dio orden de cruzar a la otra orilla.
19. Entonces se le acercó un maestro de la Ley y le dijo: «Maestro, te seguiré adondequiera que vayas.»
20. Jesús le contestó: «Los zorros tienen cuevas y las aves tienen nidos, pero el Hijo del Hombre ni siquiera tiene dónde recostar la cabeza.»
21. Otro de sus discípulos le dijo: «Señor, deja que me vaya y pueda primero enterrar a mi padre.»
22. Jesús le contestó: «Sígueme y deja que los muertos entierren a sus muertos.»

Reflexión: Mt 8,18-22

mateo-08-20

Mateo 8,18-22 dónde recostar la cabeza

Es fácil notar que el Señor está mortificado, abrumado por la insistencia con que lo sigue este maestro de la ley, al punto que se queja por no tener ni a dónde ir y ni como escaparse de la insistencia con que lo sigue. Estos maestros legalistas estaban obsesionados por encontrar en falta al Señor, en lugar de aceptar que lo que Él nos enseña está por encima de toda ley, como Ley Suprema o Mandato Divino.

Al mismo tiempo le hace ver una realidad: que el Señor ha salido a trabajar, ha venido a cumplir una Misión y no tendrá descanso hasta que la haya cumplido. Por lo que si quiere seguirlo tendrá que estar dispuesto a seguirlo a este ritmo sin descanso. Todas las creaturas tiene derecho a volver a su propio espacio, donde descansar y reparar sus fuerzas, menos Él.

Nosotros tenemos que preguntarnos si logramos entender el orden de prioridades que nos propone el Señor, el lugar que ocupa la Misión encomendada por el Padre con respecto al reposo. Tal vez sea necesario reformular nuestras prioridades y no andarle dando tata importancia al descanso, al reposo y al esparcimiento, que no son malos, pues todas las creaturas tienen derecho al mismo, pero no han de ser lo prioritario.

«Los zorros tienen cuevas y las aves tienen nidos, pero el Hijo del Hombre ni siquiera tiene dónde recostar la cabeza.»

(76) vistas

Sigue leyendo

Mateo 7,15-20 – todo árbol bueno da frutos buenos

junio 22, 2016

¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos.

Texto del evangelio Mt 7,15-20 – todo árbol bueno da frutos buenos

15. «Guárdense de los falsos profetas, que vienen a ustedes con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
16. Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?
17. Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos.
18. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos.
19. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego.
20. Así que por sus frutos los reconocerán.

Reflexión: Mt 7,15-20

mateo-07-16

Mateo 7,15-20 todo árbol bueno da frutos buenos

De estos falsos profetas tenemos demasiados hoy en nuestra sociedad y lamentablemente muchos en nuestra propia Iglesia, porque ella es como nosotros: santa y pecadora. Ninguno de nosotros puede liberarse plenamente de esta carga, porque es propia del género humano. Un día seremos como ángeles. Hasta entonces tenemos que ser compresivos, tolerantes, pacientes, razonables y misericordiosos.

Cristo, Hijo de Dios y fundador de la Iglesia sabe perfectamente de qué pié cojeamos, por eso ha instaurado 7 sacramentos destinados a fortalecernos, de modo tal que se nos haga casi imposible quebrantar la Gracia de la pureza que por Su Voluntad ha puesto a nuestro alcance. Solo Él, por la participación oportuna y frecuente en los Sacramentos puede asegurarnos la Vida Eterna, la mayor promesa ofrecida a quien decida seguirlo.

Es preciso mantenernos alertas y en guardia para no dejarnos engañar por tantas y tantas sextas que vienen surgiendo, al amparo de una mal entendida libertad, que al final solo traen división y desviaciones, tergiversando la Verdad custodiada por la Única Iglesia fundada por Jesucristo.

¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos.

(86) vistas

Imágenes Relacionadas:

Sigue leyendo

Mateo 7,6.12-14 – Entren por la entrada estrecha

junio 21, 2016

Entren por la entrada estrecha; porque ancha es la entrada y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; mas ¡qué estrecha la entrada y qué angosto el camino que lleva a la Vida!

Texto del evangelio Mt 7,6.12-14 – Entren por la entrada estrecha

06. «No den a los perros lo que es santo, ni echen sus perlas delante de los puercos, no sea que las pisoteen con sus patas, y después, volviéndose, los despedacen.
12. «Por tanto, todo cuanto quieran que les hagan los hombres, háganselo también ustedes a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas.
13. «Entren por la entrada estrecha; porque ancha es la entrada y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella;
14. mas ¡qué estrecha la entrada y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y poco son los que lo encuentran.

Reflexión: Mt 7,6.12-14

mateo-07-06

Mateo 7,6.12-14 Entren por la entrada estrecha

En primer lugar el Señor nos pide ser prudentes con los dones y Gracias que hemos recibido. Hemos de darlos gratuitamente, pero no por eso con menos celo, cuidado y respeto por lo que damos, que no es nuestro, sino que lo hemos recibido para compartirlo. No porque lo hemos recibido gratis y estamos obligados a darlo gratis, tenemos por qué menos preciarlo.

Demos a conocer el Evangelio a quien esté dispuesto a recibir. A quien muestre la suficiente humildad, responsabilidad, sinceridad y pureza de corazón, como para reconocer el tesoro que le presentamos a nombre del Señor, sepa aquilatarlo y esté dispuesto a cuidarlo con su vida y a compartirlo con amor y esperanza entre nuestros hermanos.

Esto que se aplica a la Palabra, cuanto más se aplicará a la Eucaristía. Sepamos comprender y resaltar a nuestros hermanos que si se da gratis, no es porque no valga, sino que vale demasiado y nos sería imposible pagarlo. Por eso mismo, no puede ser desperdiciado ni menospreciado. Por eso es que no podemos darlo a quien no está preparado debidamente.

Entren por la entrada estrecha; porque ancha es la entrada y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; mas ¡qué estrecha la entrada y qué angosto el camino que lleva a la Vida!

(127) vistas

Sigue leyendo

Mateo 7,1-5 – saca primero la viga de tu ojo

junio 20, 2016

Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

Texto del evangelio Mt 7,1-5 – saca primero la viga de tu ojo

01. «No juzguen, para que no sean juzgados.
02. Porque con el juicio con que juzgue serán juzgados, y con la medida con que midan se los medirá.
03. ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo?
04. ¿O cómo vas a decir a tu hermano: “Deja que te saque la brizna del ojo”, teniendo la viga en el tuyo?
05. Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

Reflexión: Mt 7,1-5

mateo-07-05

Mateo 7,1-5 saca primero la viga de tu ojo

Somos muy propensos a ver los defectos y errores de los demás, antes de reparar en los nuestros. Todos tiene la culpa de lo que ocurre, menos nosotros. O, de otro modo, si todos fueran como nosotros, que distinto sería el mundo. Muy ligeros para juzgar, reprochar y criticar y muchas veces dura y ofensivamente. Antes de hablar debíamos mordernos la lengua, porque pocas veces acertamos, sin embargo ya salió el veneno de nuestras bocas.

Podremos pedir disculpas todo lo que queramos y hasta alcanzaremos el perdón, pero las palabras que salieron de nosotros no podrán volver a nosotros ni borrarse jamás. Por eso alguien reconoce con suma certeza que fuimos creados con dos orejas y una sola boca, para que escuchemos el doble de lo que hablamos, sin embargo muchas veces es al revés y sobre todo cuando se trata de hablar de otros que ni si quiera están presentes.

Otra mala costumbre nuestra es prejuzgar a los demás; no bien vemos a alguien por primera vez, empezamos a sacar conclusiones y a hacernos impresiones buenas o erradas, tan solo por apariencias. De allí que nos gusten tanto las joyas y los vestidos. Queremos causar buena impresión, para que nos traten bien. Y algunos no escatimamos en este objetivo, trabajando tan solo para pagar y lucir lo último de la moda, sea original o réplica, con tal de aparentar el poder adquisitivo o la posición social que no tenemos.

Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.

(161) vistas

Imágenes Relacionadas:

Sigue leyendo