01 – Un Proyecto Educativo: La Familia cristiana

junio 16, 2016

Un Proyecto Educativo: La Familia cristiana

Desde la concepción hasta los 6 años

Un Proyecto Educativo, la Familia cristiana es el primero de una serie de 18 videos orientados a ayudar a los padres en la educación de sus hijos. Se trata de un excelente proyecto conducido por José María Corominas, que encontramos en Youtube, en el canal Familia Unida 1234, que hemos decidido estudiar y difundir por la enorme trascendencia del tema y lo valioso de su contenido que sin duda será de gran utilidad para los matrimonios jóvenes que están empezando precisamente a forjar una familia. Aquí encontrarán valiosas herramienta de ayuda.

Primero presentaremos nuestro propio resumen de cada video, luego el video en sí y finalmente los en laces a los libros que el mismo José María Corominas recomienda.

Un Proyecto Educativo

La principal catequesis para nuestros hijos es la familia. Educar a nuestros hijos creyendo en Dios es forjar en ellos un mundo completamente diferente. Para eso es necesario tener un Proyecto Educativo Cristiano tanto para la Familia como para cada uno de nuestros hijos.

¿Qué deben educar principalmente los padres como principales responsables de la educación?

Las actitudes generales frente a la vida, la preparación moral y religiosa, que sepan usar su libertad y el cultivo de una personalidad buena y sólida. La familia es una escuela de virtudes de amor, donde la semilla prende. Se aprende a vivir y a convivir, con amor, generosidad, ayuda mutua, la corrección, el perdón. Los padres cristianos, tenemos una doble responsabilidad: es lo que Dios nos manda y tenemos toda la ayuda necesaria para hacer mejores personas.

Debe existir coherencia en la casa, que nos vean que luchamos de forma alegre, constante por conseguir lo que nos proponemos. La familia es la mejor Universidad del mundo. La familia es un camino de santificación para todos sus miembros.

¿Qué es un Proyecto Educativo?

Es cuando los padres se detienen a pensar qué objetivos quieren trabajar con sus hijos para que mejore la familia. Primero a largo plazo, para cuando sean mayores. Luego hay que plantearse los objetivos a mediano y corto plazo, durante este año. Trabajar amor, orden, obediencia…Este es el Proyecto Educativo a Corto Plazo.

La herramienta son los Planes de Acción. Por ejemplo ordenar jugando. O, visitar el oratorio todos los días para que aprenda a orar, conozca y ame a Jesús.

El Proyecto Educativo es como el paraguas, que abarca todo el Proyecto que tienes como familia y para tus hijos y los Planes de Acción se refieren a los casos concretos.

¿Qué supone plantearse un Proyecto Educativo Familiar?

¿Qué quiero conseguir? Ideales, aficiones, acciones, planes…¿Generosidad? ¿Orden? ¿Cómo lo puedo lograr? ¿Qué motivaciones necesito? Depende la etapa que estén viviendo tus hijos en general. Tienes que estudiar y ubicarte en las etapas que se encuentran tus hijos, para enseñarles orden, generosidad, obediencia según la etapa…¿Quiénes pueden cooperar? Por ejemplo los abuelos, que cuidan a los hijos. Debemos contar con ellos. Los profesores de los colegios y los Sacramentos, la vida espiritual, nuestro amor a Dios y a la Virgen. No basta la intención, los papas tenemos que ponernos en marcha para lograr todo a corto, mediano y largo plazo.

Es una responsabilidad y una oportunidad preciosa para los abuelos el poder cooperar con la educación de los nietos y la familia. De este modo también están colaborando con el Plan de Dios.

¿Cómo harías un Proyecto Educativo para que fuera equilibrado en la formación completa de la persona?

Los niños tienen varias dimensiones en su vida: mente, cuerpo y espíritu. Mente: estudio; cuerpo: deportes; espíritu: conjunto de valores que bañan e impregnan a la persona.

Todos estos valores los padres tienen que tener muy en claro en su Proyecto Educativo desde que son muy pequeños, porque hay que fijar metas en función de cada uno de estos valores que se quieren conseguir. Felicidad, madurez, afectos, dolor, fortaleza, voluntad…hay que trabajarlos desde que son muy pequeños, de 0 a 12 años, a través de los Períodos Sensitivos.

Forjando la autoestima, fijándose más en lo bueno que en lo malo, con paciencia, educando a futuro, buscando formar un ser humano equilibrado.

Un Periodo Sensitivo es aquel momento en que un niño de una manera intuitiva tiene su organismo preparado para realizar más fácilmente una acción, sin intervención de la voluntad o la razón. Lo hacen más fácilmente de 0 a 6 años. A partir de 7 años recién interviene la voluntad y lo hace porque quiere. A partir de los 7 años, por ejemplo, ordenará sus cosas porque quiere mantenerlas ordenadas, porque quiere agradar a su mamá (interviene la voluntad). Pero antes tendría que haberse conseguido que lo aprendiera intuitivamente.

¿Cómo son las asesorías personales de los Padres? ¿Se les ayuda a formar un Proyecto Educativo para sus familias y sus hijos?

La asesoría escolar es importante. Sin embargo, el asesor es un mediador. Los que trabajan y debe conocer a sus hijos son los padres. Cada Proyecto ha de ser distinto para cada hijo; hay que centrarse en cada uno. No se les debe poner roles ni etiquetas.

Las asesorías son muy valoradas, porque son expertos los que ayudan.

¿Cómo se consiguen los objetivos propuestos en un Proyecto Educativo? ¿Cómo hacerlo en una familia cristiana?

Lo más importante es tener un Plan de Acción. Por ejemplo se quiere trabajar la memoria de un niño de 5 años. ¿Por qué no aprendiendo oraciones cada vez que van en el coche juntos? La rezan por la noche y la recitan o enseñan a los abuelos el fin de semana…El éxito y satisfacción lo consiguen al aprender y al mismo tiempo se está trabajando el amor a Jesús y a la Virgen.

Un Plan de Acción ha de ser estructurado. Lo más importante es tener un objetivo; luego cómo quiero lograrlo: los medios. Y finalmente la motivación. ¿Qué es lo que hará que los niños quieran hacerlo?

El Proyecto Educativo es una metodología. Si no tenemos planes y objetivos, no hay forma de saber que vamos avanzando para lograr lo que queremos.

Es fundamental tener un Proyecto Educativo, porque la familia es como una empresa. Si la familia es la empresa más importante cómo no vas a tener objetivos. Es como un barco que ha de saber a dónde irá, de otro modo irá a la deriva.

Si somos cristianos, nuestro objetivo principal tendrá que ser el amar a Dios…es fundamental.

Por ejemplo dos niños de 7 y 10 años que se peleaban mucho. Para superar esta diferencia y hacer que se quieran más compraron un álbum que compartían e intercambiaban. Los Planes de acción se comparten y comentan. Todos nos proponemos juntos a conseguirlos. Son nuestra hoja de ruta.

Un Proyecto Educativo: La Familia Cristiana

Libro de consulta recomendado:

Educar hoy, de Fernando Corominas.

Este libro, basado en los estudios sobre la función de los períodos sensitivos y los instintos guía en la educación de los hijos y alumnos, supone una importante aportación al arte y la ciencia de educar. En sus páginas los lectores podrán encontrar una revalorización de la influencia de los padres y educadores frente a teorías más deterministas que defendían el predominio de la genética sobre el aprendizaje en los procesos educativos. Un libro para educar en la sociedad de hoy, con sus nuevos problemas y sus nuevos retos.


Conduce el video presentado: José María Corominas
Exponen: Virginia Salinero, Carmen Corominas y Lolita Sotil de Domeg

(42) vistas

Deja un comentario